14 noviembre 2021

Ronda y Málaga con Rafas, Noviembre 21

El uno de noviembre nuestro hijo volaba a Málaga y luego de alquilar un coche en el aeropuerto venía a Ronda, por motivo de trabajo. Rafa y yo, estábamos en la Mata y salimos a su encuentro. 

El viaje fue en sí una gozada, por la oportunidad que nos brindó de ver preciosos paisajes, el altiplano granadino, la variedad de montañas y amplios valles. Paramos en las cercanías de Cúllar, en la comarca de Baza . De la que habíamos leído cosas curiosas. Comimos en la gasolinera, había un par de coches Tesla, aprovechando los  puntos de carga que tenían allí. 

El paisaje era impresionante, habíamos cresteado montañas y ahora unas densas nubes cubrían lo alto de la montaña y al poco empezaron a jarrear sobre la carretera hasta la entrada en la provincia de Málaga.

IMG-20211101-WA0008

Habíamos pasado por Murcia, Granada...y entramos en la provincia de Málaga por la A 92 hasta Antequera. Allí cogimos la carretera dirección a Campillos, que dejamos por la 357 para llegar a Ronda.

Ronda, Ciudad antigua, capital de la Serranía de Ronda, la tercera más visitada de Andalucía, después de Granada y Sevilla es importante por su historia y su belleza. El impresionante Tajo de 200m, horadado por el río Guadalevín y el imponente puente de piedra que une sus extremos es símbolo de la ciudad.  

Llegamos al hotel Maestranza, cuyo nombre hace mención a la plaza de toros, que está justo enfrente. Está en la calle Virgen de la Paz, que es la arteria principal de la parte nueva de Ronda, llamada "El Mercadillo" tras la primera expansión de la zona medieval y va desde la plaza de la Merced, al norte, hasta la plaza de España, al pie del famoso Puente Nuevo

Nos instalaron en una habitación lujosa, con una cama cuadrada de 2 metros de ancho, balcón a la calle principal, frente a la plaza de toros. Tuvimos la suerte de que el recepcionista condujo nuestro coche hasta la plaza del garaje y casualmente también nos lo sacó el día de nuestra marcha. ¡Qué amable! Tenemos que decir que toda la gente con la que tratamos resultó especialmente amable. 

IMG-20211102-WA0011 

La plaza se llama La Maestranza porque pertenece a La Real Maestranza de Caballería de Ronda, que nace a raíz de la Real Cédula del rey Felipe II en 1572. Esta Institución nace para adiestrar a jinetes, que estén preparados para el ejército real. Prestaban obediencia a las órdenes de S.M. el Rey, recta moral, destreza en el manejo de las armas, ejercicio de la equitación, y observancia de las Ordenanzas y obediencia a los acuerdos tomados por su Junta General. La celebración de ejercicios ecuestres se encuentra entre uno de sus fines y los caballeros maestrantes estaban obligados a la posesión de dos caballos con su respectivas guarniciones. La Maestranza fue propietaria de una yeguada, contribuyendo al fomento de la cría caballar. 

En la actualidad mantiene una prestigiosa Escuela de Equitación de doma clásica, que está ubicada en la Plaza de Toros. Es propietaria de la plaza de toros de Ronda desde su construcción en 1785. 

La Plaza de Toros se puede visitar, porque bajo los tendidos se encuentran las salas de historia de la Real Maestranza, el Museo de la Tauromaquia y la Real Guarnicionería de la Casa de Orleans. 

También es famosa por sus toreros, la dinastía de los Romero y los Ordoñez, así como por las corridas de Goyescas. En la actualidad, la Corrida Goyesca es el principal festejo de la Feria de Pedro Romero, a principios de septiembre. Organizada por Francisco Rivera Ordóñez, que ha recogido el testigo de su abuelo como empresario del coso rondeño, los festejos se completan con la tradicional Corrida de Rejones y una corrida sin picadores para alumnos de las escuelas de tauromaquia. 

En los alrededores de la plaza hay jardines y miradores al río, con esculturas dedicadas a los poetas y viajeros románticos que escribieron y dieron fama a la ciudad. También hay cocheros con caballos para recorrer Ronda como a menudo se hace en sus concursos de carruajes típicos. 

Buscamos para cenar el Rt.  Hola, un chino de la calle Infantes, que nos gustó. Luego paseamos por la ciudad, con la ambición de hacer las mejores fotos de todas sus balconadas y precipicios, en torno al Puente Nuevo y al río.

La suave llovizna hizo realidad el dicho "en el puente de Ronda llueve para arriba". Ante el espectáculo inigualable de su Tajo y la belleza del puente y los edificios aledaños, no nos cansamos de disfrutar de la noche.

  
IMG_20211101_221237 

Cuando Rafa hijo llegó, fuimos al Rt Bodega S. Francisco, que su amigo Daniel le había recomendado. Mientras él cenó, charlamos vivamente, ¡teníamos tantas ganas de encontrarnos y de disfrutar contando todo lo que nos interesa en estos tiempos que corren! . ¡Qué contentos nos pusimos de estar con él!

  BodegSFrancisco 

El día 2 él tenía trabajo temprano, así que le acompañamos, por la calle Infantes, por la plaza del Socorro, donde está el parking y por la Avda Málaga hasta la rotonda de salida de la ciudad. Contemplamos las viviendas que había promocionado la Antigua Caja de Ahorros de Ronda, una de las más prestigiosas en los buenos tiempos de estas Entidades.  Luego nos acercamos a su Sede actual.

Entramos en el parque del Bandolero, que fotografiamos en su escultura a caballo, ya que estos personajes gozan de prestigio en la historia y leyenda de la Serranía de Ronda.

El nacimiento de los bandoleros de Ronda surge en el siglo XVIII a partir de la defensa de la ciudad ante las tropas de Napoleón Bonaparte, cuando cerca de 1400 rondeños se unieron a las tropas de Sevilla y Granada en su lucha contra los franceses, que resultaron derrotados en la batalla de Bailén, haciendo que José Bonaparte abandonara Madrid y Napoleón tomara el mando de sus tropas.

  IMG-20211102-WA0028

A nosotros nos hizo mucha gracia José Ulloa Navarro ‘El Tragabuches’ , pues dicen que recibió el apodo de su padre, que era tan comilón, que comió un feto de burro adobado. Nació en Arcos de la Frontera, Cádiz, de raza gitana. Su padrino fue torero de los Romero, que murió en 1802, en Salamanca de una cogida  y Tragabuches terminó la corrida. Así se hizo torero.

Un día salió de Ronda a Málaga a caballo y tuvo que regresar. Entonces  descubrió a su mujer alterada, trató de encontrar en la casa a un amante, pero no lo encontró, hasta que fue a la tinaja para saciar su sed y como allí se hallaba escondido "Pepe el listillo" allí mismo lo mató y a su mujer adúltera, "Nena la cantaora".

IMG-20211102-WA0027 

Huyendo de la justicia se unió a los bandoleros "los 7 niños de Écija", que ni eran 7, ni niños, ni de Écija, dirigidos por Juan Palomo. Así desapareció el Tragabuches y apareció "El Gitano" que dicen huyó a Portugal. Pero un día murió en Ronda un anciano, que tenía mucho dinero... ¿sería él?

Llegamos a la iglesia de Sta. Cecilia y en la bajada de la calle, al Templete de la Virgen de los Dolores.

Entonces llamó nuestro hijo y fuimos a su encuentro por la Plaza del Socorro, espaciosa, llena de hoteles, terrazas de bares y restaurantes. Antiguamente hubo aquí un lazareto, ermita y hospital que socorría a los necesitados y aún mantiene ese espíritu de acogida.  Sobresalen dos edificios notables, la Iglesia del Socorro y el Casino o Círculo de Artistas. En el centro se instala una fuente con Hércules del grupo escultórico del Escudo de Andalucía.


Rafa nos llevó a comer al Parador, ubicado en un magnífico edificio a la orilla del Puente Nuevo, con vistas a los paisajes del Tajo. Él ya había estado en él y nos hablaba de las sorprendentes vistas que tiene hacia los barrancos del Tajo y de su gastronomía de diseño. Tomamos el menú degustación, cuyo plato principal era rabo de toro, algo muy típico en Ronda, que tiene tanta fama de toros, toreros y todo lo relacionado con ellos. Había antes dos entrantes, el famoso ajo blanco, patés y otras exquisiteces, que decoraban los platos con primor, acompañadas con pétalos de flores.

  IMG_20211102_152430 

Paseando por entre jardines y precipicios llegamos al museo Lara, una casona imponente, que ofrece una colección muy amplia de ciencia e historia. Me pareció chocante y muy interesante, sobre todo por la cantidad de cosas diferentes que muestra.

Para cenar repetimos en la bodega S. Francisco y degustamos algunas de la gran cantidad de tapas que ofrece. Nuestro hijo agradece la comida tradicional, los platos típicos españoles que reviven los sabores 
de sus recuerdos.

El día 3 íbamos a estar solos porque Rafa tenía trabajo desde muy temprano y hasta la tarde, así que nos decidimos investigar el barrio de "la Ciudad", que fue el origen de la actual ciudad de Ronda, donde estuvo instalada la antigua Medina islámica.  Así en su plaza Mayor, llamada plaza Duquesa de Parcent, están los edificios más importantes de la ciudad, el antiguo Cuartel de Milicias Provinciales es hoy Ayuntamiento.
La Colegiata de Santa María la Mayor, que se cree fue anteriormente templo romano y luego mezquita mayor

IMG_20211102_171418 

 y El Castillo del Laurel, alcazaba de Ronda, derribado por los franceses en su retirada, es donde hoy está el colegio y el "Parking El Castillo". También están en la plaza los conventos de Santa Isabel y de la Caridad.

En el centro, entre jardines hay un monumento a Vicente Espinel, poeta, músico y maestro de Lope de Vega, nacido en Ronda en 1550 y también existe una Ronda a este creador de la quinta cuerda de la guitarra.

  IMG_20211103_171727 

Luego llegamos a la iglesia del Espíritu Santo, tratando de encontrar el camino de las murallas y los Baños Árabes.


IMG_20211103_111611

La visita a Los Baños árabes fue muy amena, pues muestran un audiovisual que permite comprender lo que queda de ellos. Son muy interesantes y bonitas las naves con las lucernas de estrellas en su techo.

  IMG_20211103_113955

También muy hermosos los jardines, cuidados como todos los de Ronda y desde ellos tuvimos una buena perspectiva para fotografiar el puente Viejo, que lucía allá arriba, sobre nosotros. 

IMG_20211103_114812

Saliendo del recinto de los Baños y caminando un corto trecho llegamos al puente árabe.  Sólo cuando llegamos al puente Viejo, tuvimos la oportunidad de fotografiarlo en la lejanía. Podía verse a la derecha el jardín de los Baños Árabes y su noria. Más allá los terrenos en los que la Maestranza tiene los caballos y las casetas donde se alojan los jinetes de la escuela de doma.

  IMG_20211103_122903

Así parecía que estábamos jugando al Juego de la Oca, por aquello de "puente a puente y tiro porque me lleva la corriente".

Por la calle empinada y escalonada que bordeaba la muralla llegamos a la puerta de Felipe, puerta de la muralla, que merece la pena fotografiar.

Al poco de entrar en la ciudad amurallada, se encuentra la fuente de los ocho caños, pilón enorme que debió de ser imprescindible en otros tiempos. 

Más allá fotografiamos la escultura que homenajea a Aniya la gitana cantaora, con su guitarra y su flor al pelo, que dice así:

Nadie ha podido cantar
como Aniya la Gitana 
lloraba por Soleá.

  IMG_20211103_123634

Nos interesaban los detalles de las calles y casas que veíamos según íbamos subiendo hacia el Bar Lechuguita

IMG_20211103_125448 

Es famoso por sus variadas tapas que suelen costar 0.90€ y sobre todas la lechuguita, que por supuesto no podíamos pasar sin probarla. 

Para comer volvimos al  Rt Chino Hola y nos sorprendió que la camarera recordara lo que habíamos pedido dos días antes. ¡Qué buena memoria y profesionalidad! 

Por la tarde después de dar muchas vueltas buscando infructuosamente la Casa de Gigante, entramos al Palacio Mondragón, donde está ubicado El Museo Arqueológico


IMG_20211103_172904

Llamó Rafa, que ya podía encontrarse con nosotros y quedamos en el Hotel Don Miguel, en la Plaza de España, que tiene la cafetería en las terrazas que asoman al puente Nuevo.
 
  IMG_20211101_221113

Daba gusto estar contemplando ese monumento tan grandioso desde tan cerca, pero ya anochecía y se estaba poniendo frío.

Marchamos a cenar al Asador La Carreta, para reponer fuerzas con una parrillada Abrasador para dos
personas.

IMG_20211103_205207

Cuarto día

Rafa volvía a trabajar muy temprano y ya no le veríamos hasta la cena en el Hotel Campanile de Málaga. 
Nosotros teníamos la oportunidad de disfrutar de Ronda hasta la hora de comer. Pues luego viajaríamos  a la capital.

Empezamos el recorrido con una grata sorpresa. Justo enfrente del monasterio de la Merced, que custodia la reliquia de la mano incorrupta de Santa Teresa, que íbamos a visitar, nos llegó el olorcito de café y la agradable bocanada de aire caliente que salía del Hotel Colón.

¡Pues allí entramos a desayunar! En un local acogedor con camareras complacientes, que nos colocaron en la mesa toda la variedad de desayunos y nos fuimos muy reconfortados.

Empezamos a pasear por La Alameda del Tajo, parque del siglo XIX que recorre desde la Merced hasta el Puente Nuevo, toda la altura del Tajo, con varios miradores y paseos, con estatuas y placas conmemorativas, dedicados a los Viajeros Románticos de Ronda.

  IMG_20211104_115441

IMG_20211104_115632  

El parque y sus paseos rodea la Plaza de la Maestranza y hay lugar para los coches de caballos, los puestos de recuerdos de artesanos y la afluencia de turistas, que inmortalizamos en nuestras fotos el instante perfecto. 

Por la calle Armiñán, admiramos la construcción típica de las casas rondeñas, con sus altos ventanales y balcones adornados con tejadillos y con buenos trabajos de forja en las rejas. También es de notar el trabajo de ebanistería de las puertas. En los soportales hay multitud de pequeñas tiendas que sacan a la puerta expositores con sus productos tradicionales. Allí puedes ver telas con bordados, piel repujada en bolsos o cinturones y trajes populares de la serranía o goyescas. 

Desembocamos de nuevo en la Plaza de la Marquesa de Parcent

  IMG_20211104_124710 
  IMG_20211104_124726 

Caminando por las callejuelas estrechas, blanqueadas y adornadas con tiestos en las paredes o jardines entre las rejas, pudimos saborear la parte antigua de la ciudad.

  IMG_20211104_125222 

Al fin encontramos La Casa del Gigante. Vivienda-palacio hispano-musulmana con patio central y de interés por el trabajo de restauración, capaz de mostrarnos su estructura y elementos ornamentales.


IMG_20211104_123221 
 Luego salimos hacia Málaga, guardando como tesoros todo lo visto y las imágenes del campo, con sus riquezas de olivos, alcornoques, sus dehesas de ganaderías y sus hermosos pueblos blancos...

  IMG_20211104_153412

El último día de nuestra estancia con Rafa fue en Málaga capital. Estábamos alojados cerca del aeropuerto para facilitarnos la marcha a nuestros respectivos lugares y no nos movimos de allí ya que por fin pasábamos la mañana juntos y comíamos juntos.

Después nos despedimos, deseando que pronto pudiéramos vernos de nuevo, aunque sólo fuera a pequeños ratitos. 

 Hicimos el camino de regreso por la autopista de la costa. Disfrutando de la belleza de los distintos pueblos turísticos, de sus puertos y playas. Admiramos los invernaderos de Almería, que se pueden ver incluso desde GoogleEarth!

 IMG-20211105-WA0008 

 La noche nos recibió con tormenta, pero afortunadamente ya habíamos llegado a casa.


Ved nuestras fotos de estos días.
 





19 mayo 2021

Apellidos de familia

 Recuerdo que cuando niña recitábamos una retahíla de apellidos: Fadón, Sabugal, Prieto, Iglesias, Carrascal, Suárez, Moreno, Picón y Garrote. Una amiga de la familia, Maxi, que luego vivió en Madrid y yo estuve con frecuencia en casa de su hija Aurora, que llamaba Rori, con sonido suave de la r inicial, se sabía algún apellido más de esa serie, que yo he olvidado...

Para hacer los honores a nuestros antepasados, Rafa ha encontrado la genealogía de nuestros apellidos que aquí os presentamos:

Fadón



Apellido patronímico, que procede de Zamora. Hay un pueblo en la comarca de Sayago que se llama Fadón.


Fadón, Sayago

En unos pocos pueblos alrededor, existen familias que se apellidan así. En Hispanoamérica también tenemos familia y descendientes con apellido Fadón. El abuelo Manuel Fadón Carrascal con otros parientes, emigraron a Argentina, así como su hijo Bienvenido, aunque nuestro padre regresó después.

De Argañín es Bienve y nosotros conocemos su pueblo y a nuestra familia de allí, así como toda la belleza de la comarca de Sayago, a la que pertenece.


Sabugal


Brasão-Sabugal-530x555 (2)

Según el libro de Juan José Sánchez Badiola:"Nobiliario de la Montaña Leonesa", el apellido Sabugal procede de los Barrios de Gordón. Hay documentación desde 1516, en que Tomás y Juan de Sabugal eran vecinos de Barrios de Gordón. "Vicente del Sabugal vecino de dicho lugar ejerce de Procurador General del Concejo de Gordón cargo que ocupa 1729 Justo de Sabugal... En el Catastro de Ensenada, 1751 se citan varias personas con el apellido Sabugal y en el Padrón de los Barrios, correspondiente a 1794, figuran hidalgos con nombres de varias personas." 

También hay un pueblo en Portugal que se llama Sabugal. De él procede el escudo heráldico que aquí os presento y aunque no hemos estado en él, nos hicimos una foto en el indicador del mismo.

Nosotros hemos visitado el pueblo de la comarca de Omaña, llamado Sabugo y encontramos en el libro citado la referencia de que "también existe el apellido Sabugo de la aldea montañesa homónima con casa solar antigua en el barrio de Ceide", no llegamos a identificar la casa pero disfrutamos conociendo la aldea y a sus habitantes.

Qué sorpresa saber que nuestro abuelo nació en un lugar en el que sus antepasados ganaron el título de nobleza.


Prieto


Apellido cuyo linaje es originario de las montañas de Santander, desde donde se extendió por toda la península. (Documentación de Don Julio de Atienza, en el Nobiliario Español Pag 634).


Etimológicamente el apellido deriva del portugués preto, que significa negro. Y esto nos lleva a un personaje histórico, el infante Juan, hijo del rey Vermudo. Parece ser que el infante Juan era de piel oscura y por eso se ganó el sobrenombre de "prieto"


Caballeros de este linaje, probaron Nobleza en las Ordenes de Santiago (1639, 1652, 1699 y 1725), Calatrava (1666 y 1758) y Carlos III (1794 y 1804) y numerosas veces en las Reales Cancillerías de Valladolid y Audiencia de Oviedo.


ARMAS:

El escudo de armas más antiguo del apellido “Prieto”, es el siguiente: En campo de plata, dos lobos de sable (negros), pasantes y puestos en palo,; bordura de gules (roja), con siete aspas de oro, y en jefe un escudete de plata, cargado de un castillo de oro, sobre ondas de azur y plata. ( Documentación del Nobiliario Español, Pag 634).



Iglesias



Piferrer, haciéndose eco de las fábulas difundidas por los antiguos genealogistas —Miguel de Salazar, Rey de Armas de Fernando IV; Juan de Mendoza, Jorge de Montemayor—, sitúa el origen de este linaje en las montañas de León, entre los valles de Torío y Curueño.


Su mítico fundador habría sido, conforme a tan poco fiables fuentes, cierto Alvar de Iglesias, o de la Iglesia, caballero godo que, hacia 725, acompañó a Don Pelayo en el sito de la ciudad de León, entonces ocupada por los moros.


Al parecer, este Alvar resistió el contraataque musulmán haciéndose fuerte en la pequeña iglesia de San Pedro de Cavatuerta, cerca de La Valcueva y Aviados, y allí aguantó, con sólo 150 hombres, los embates de 5.000 moros, de los cuales dio muerte a más de 3.000 3109.


En memoria de dicha hazaña, don Alvar convirtió aquella iglesia en cabeza de cuantas había en la comarca, aunque, andando el tiempo, su patronato pasó a los Guzmán de Aviados.


Asimismo, adoptó el apellido y las correspondientes armas parlantes: de gules, una iglesia de plata, y a su puerta, un hombre armado con una alabarda con la cuchilla de plata y el asta de oro; bordura de azur con la leyenda, en letras de oro: «A pesar de todo, venceremos a los moros».


La misma fábula se usó para el linaje Monasterio. Sin embargo, no hemos encontrado en toda la región otro hidalgo autóctono con este apellido que Pedro de la Iglesia, v. de Cospedal, testigo de un pleito en 1551.

.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>







11 mayo 2021

Feliz cumpleaños, Cosqui 2021

Me gusta que cumplas estos años tan bonitos, una cifra redonda, qué alegría. Yo deseo que seas muy feliz y recordemos nostálgicas, los buenos momentos que pasamos juntas en nuestra casa de la Plaza del Vizconde.

Soco 2020

Tú eras la pequeña de la casa, Mírate aquí con un añito, ya vestida de traje regional, cuando llegasteis a León y os establecisteis en la casa de la que luego sería nuestra cuñada. Angelines luego me hablaría de nuestro hermano Felipe, que ella admiraba cuando era pequeño.

  IMG-20210423-WA0018 

En esta foto se te ve, una niña con tus papás, con calcetines todavía y con esa carita alegre, que han heredado tus hijas y nietas. Los papis tan jóvenes, papá un dandy, de aire argentino, con la boquilla de fumar...

IMG-20210423-WA0017


Estuviste contenta de que yo llegara para ser la pequeña de la casa, quizá porque en ese momento, ya eras una mocita y yo te servía de disculpa para pasear con Andrés, llevando el cochecito.

IMG-20210423-WA0014 

Sigo nuestra historia mirando las fotos que nos hicimos. En la plaza de las palomas había un fotógrafo que paraba a la gente, por si querían fotografiarse y como sabemos, papá fue un buen aficionado a la fotografía y tenemos instantáneas de muchas ocasiones.

IMG-20210423-WA0016 

 Ahí estamos tú y yo, con todas las hermanas o en la procesión de las palmas, junto al borriquito o en las fiestas de cumpleaños, siempre juntas.

IMG-20210423-WA0015 

Te recuerdo jugando al escondite por la casa. Yo tapada con los abrigos que colgaban en el perchero del pasillo, detrás de la puerta de la alcoba, sentada en el baúl, camuflada entre ropas que colgaban de aquellas perchas o acurrucada debajo de la mesa del pasillo. Tú me decías que me descubrías por mis bonitos ojos que brillaban y entonces decidía cerrarlos cuando tú pasabas cerca. 

Me ayudabas en los deberes, para aprender aquellos nombres de Ciencias Naturales, los paquidermos...Utilizabas la regla nemotécnica de pensar en tía Paquita... 

Aquel día que mamá se empeñó en que tenía que acabar el guiso de patatas y a mi no me entraban y lloraba, pero no había perdón. Tú las machacaste con el tenedor, hiciste un campo rayado y me lo dabas pacientemente, mientras yo las tragaba entre lágrimas. 

Por las tardes de verano, cuando era obligado que me acostara a la siesta, tú me consolabas leyendo los Cuentos de Andersen. Nos echábamos en una de las camas metálicas, que estaban entonces en lo que luego fue el despacho. Se estaba muy fresquito, poco a poco pasaba El patito feo, los cisnes que llevaban presa a la princesa y todas aquellas historias fantásticas. 

IMG-20180805-WA0003

En el verano salíamos de vacaciones. Además de los días de visita a la familia, fuera en Zamora o con los tíos de parte de mamá, íbamos a la playa, a Gijón, San Sebastián...Creo que fue aquí, donde no encontrábamos pensión y aquella noche nos acomodaron en un piso que disponía de dos habitaciones. Papá y Lolo compartieron cama en una de ellas y en la otra mamá y tú dormisteis de cabecera y yo a los pies. ¡Qué divertido nos pareció! 

Siempre estabas tan alegre y muy guapa. Me acuerdo de un día que Andrés te esperaba en el comedor, impaciente, volteaba un cenicero redondo de cristal tallado, que había sobre la mesa, cubierta con un tapete de algodón marrón plagado de dibujos y grecas. Yo miraba sus dedos finos y aquel sello con la piedra granate facetada. 

IMG-20180805-WA0004

Luego salíais a pasear, parecíais una pareja de cine. ¡Qué guapos estabais Andrés y tú, bailando...! en aquella pista de baile, cerca del Distrito de Montes, desde donde yo te vi, un día que estaba en la oficina con papá. Llevabas un vestido blanco, con una falda de mucho vuelo y bailabais muy bien. No sé si había otra pista frente a la Venatoria, todo se me hacía que os veía bailar. 

Donde bailábamos tú y yo era en la cocina. A veces con el tío Alejandro y mamá. En Navidades, cuando se bailaba la jota, mamá tocaba la pandereta sobre la bandeja de alpaca plateada, que usábamos a diario, que ahora conservo yo con mucha estima. Papá hacía ritmo con las manos sobre la mesa, ese toque que ahora estudiamos en folclore regional y le llaman “panaderas”. 

IMG-20180805-WA0005 

Me acuerdo mucho del tío, que yo llamaba Lolo, bailaba la jota a la sayaguesa dando una pequeña pataleta en el ritmo y tocaba unas castañuelas, que se llaman titos. Jugabais a las cartas y hacía solitarios, que eran más fáciles, para mí. 

Pero a ti, te recuerdo brillante, elegante, dando clase en Brañuelas, con un anillo, en el que destellaba un topacio, moviendo la mano sobre el mapa, mientras explicabas la historia de los pueblos de España. ¿por qué estabas dando tú la clase? Por alguna razón estábamos allí las dos con Pili...Me acuerdo tan nítidamente ¿Qué edad tendría? 

y  2

Aquí se te ve con el traje regional. Me dices que estabais en la casa que tenía Acción Católica en la calle Cardenal Landázuri, tan cerca de nuestra casa de la plaza del Vizconde, con amigas de las que aún sigues su pista. Yo te veo tan guapa con tu chambra negra de gala, con puntillas en puños, igual que en el mandil y el chal de merino bordado, que yo restauré poniéndole flecos. Fijémonos en las medias de cuadros, que un buen día encontré en el baúl y en mis quince años las usé, sin saber que pertenecían a la indumentaria tradicional.

¡Qué fiesta para todo el barrio fue tu boda! con aquel premio que salía en la radio, o en la TV. Desde Madrid nos mandaste la postal del Hotel Palace, frente a la estatua de Neptuno, donde habías señalado con una crucecita vuestra habitación, ¡Qué tunantes! Ir a Madrid, qué ilusión. Salía en las películas, como “Las chicas de la Cruz Roja”, tan alegres y pizpiretas, con las que yo te identificaba. Luego yo también viajé a Madrid. Acompañábamos a Pili al aeropuerto, pues se marchaba a Colombia.. La ciudad tenía para mí un encanto mítico, como tantas capitales cosmopolitas y tú estás unida a ella en mis recuerdos. 

Gracias por estas vivencias y por muchos más recuerdos, llenos de cariño y felicidad, cuando nacieron tus hijos y luego los míos y todo el devenir de nuestras vidas, hermanita.

03 mayo 2021

Villanueva de Omaña, Valle Grande

 

El valle grande por Villanueva de Omaña Llegamos a Villanueva de Omaña cuando todavía llovía, así que aprovechamos para hacer una foto mas luminosa de lo normal mientras una lugareña se afanaba en espantar a las gallinas, que pretendían picotear en la carretera, inconscientes del peligro que corrían de ser atropelladas.

IMG_20210429_173228 

Desde la privilegiada altura en que nos encontrábamos, pudimos trazar la ruta a vista de pájaro. Veíamos en primer lugar la iglesia, habíamos leído que sus piedras proceden de la cantera de Rumián, en Barrio de la Puente, pero ahora estaba perfectamente encementada y encalada con lo cual perdía parte de su primitivo encanto, aunque esto es una opinión muy personal.

IMG_20210429_163433 

Sabíamos que hay dos escudos de buena labra en el pueblo y que uno de ellos se encuentra cerca de la iglesia, según nos había informado la dueña de las gallinas, así que íbamos atentos a la arquitectura rural y enseguida lo vimos en una casona de alto porte.

IMG_20210429_163611 

Es el escudo heráldico de los García. Cuando me acerqué y vi esas dos manos abiertas y las estrellas, pensé: -ya sé, es el escudo de Don Pánfilo, el del “Peralvillo”, pegando un manotazo de los que hacen ver las estrellas...

IMG_20210429_174355 

Perdonadme la broma, pero ya llevo investigados muchos escudos nobiliarios en estas rutas. En la "Nobiliaria de las Montañas de León" Pág. 319, tenemos noticia de que hubo en 1789 un tal Isidoro García, que casó con María Álvarez. Vimos otro escudo en los Bayos, del que daremos cuenta otro día. Aquel es más complejo que este, estudiado por Pio Cimadevilla en su Repertorio heráldico Leonés I Pág. 202 .También hemos visto otro escudo de los García en Modino.
IMG_20210429_174037 

Más adelante vimos otra casona señorial con el mismo escudo muy bien conservado.

Habíamos pasado por el puente y el río Omaña se mostraba raudo y cristalino. El muro que le embalsaba, formaba una cascada con aguas cantarinas. A la derecha del río se desvía el agua a lo que antiguamente debió de ser un viejo molino.

IMG_20210429_163842 

Seguimos recorriendo el pueblo, que es grande y largo, con calles amplias y callejas en pendiente, que acceden al río, donde nos imaginamos, que antiguamente las lavanderas tendrían sus ratos de trabajo  y de ocio.

IMG_20210429_171626

Íbamos comentando lo que habíamos leído, sobre la historia de Amable, el herbolario de este pueblo, que nos relata muy bien Don Julio Álvarez Rubio, en su libro "Omaña, pueblos, paisajes y paseos"  (Pág. 120)  Tratábamos de adivinar cuál sería su casa. 

IMG_20210429_164757 

Don Amable empezó observando como se recolecta la digitalis purpurea, siguió después recolectando las hojas de abedul, la corteza de salguero, la pulmonaria o la flor de saúco. Después vendía directamente a los compradores de toda España y se hizo famoso.

IMG_20210429_164729 

Yo recuerdo que cuando Rosi era maestra en Valseco, la gente del pueblo ganaba un dinero recolectando "genciana lutea" y todavía untamos con ella a nuestro hijo Víctor cuando nació, que le salieron unos granitos.¡Lo dejamos todo de color morado, pero se le quitaron enseguida!

IMG_20210429_214355 

De Villanueva era también oriundo Salvador González, el acordeonista que animó con su arte las fiestas a las que asistían chicos y mayores de todos los pueblos del entorno. Mientras hablábamos de cómo estaba cambiando la vida, sin que casi nos diéramos cuenta, íbamos admirando las casas del pueblo con su arquitectura tradicional. Algunos edificios se mantenían en pie, gracias a que cuando decayó el uso de la paja, para teitar, se habían cubierto con uralita. Ya sabemos que no es tan bonito, pero más feo es ver los pajares y otras casas caídas, al perder su uso y sobre todo su techumbre.

  IMG_20210429_165606 

Fijaos en los hastiales rematados en forma escalonada, que llaman grillandas y también como evitaban los corredores abiertos. Pasamos junto al potro de herrar, bien restaurado, aunque ahora es un instrumento inútil porque no podemos poner herraduras a algún que otro animal aunque se lo merezca (ya me entendéis)

IMG_20210429_164130 

No sé cuanta gente vive en invierno pero no nos cruzamos con nadie en nuestro recorrido, así que empezamos a imaginarnos los tiempos en los que todas las casas, ahora cerradas, bullían llenas de gente. Los molinos trabajando día y noche y hasta la lechería elaborando productos lácteos. 

IMG_20210429_164045 

De repente volvió la lluvia y granizaba, nos refugiamos en el portalón de la casa que hay enfrente, para esperar a que escampara y volver a la realidad, dejando a los antiguos habitantes ocupados con sus quehaceres y atravesamos nosotros el túnel del tiempo...

IMG_20210429_171820