10 agosto 2017

Caminayo, belleza del Viejo Camino de Santiago


Cuenta D. Matías Diez Alonso en su libro “las Cabeceras del Cea” Pág. 60, que una de las acepciones de las que puede proceder la denominación de Caminayo es:
“Las Camenas o ninfas de las fuentes moradoras en las cuevas de la caliza al lado de los abundantes y cantarines arroyos que saltan bulliciosos por la piel tan quebrada de sus terrenos. Se mantiene la leyenda del tesoro escondido en estas cuevas que guarda una bellísima Jana”.
Con los recuerdos de su lectura nosotros habíamos estado en este bonito pueblo en 2015. Buscábamos La Morra de Santiago, en aquella ocasión conocimos a Zosi y su familia que nos acogieron amablemente en nuestra visita por los alrededores, desde el monte “tio pinao” hasta Velilla del Río Carrión contemplando sus espectaculares paisajes.

Podéis ver aquí la reseña que entonces hicimos en nuestro blog. http://rsas0010.blogspot.com.es/2015/10/andando-me-hallo-camino-de-caminayo.html

En El Monte TIO PINAO
Fito de Torre Magalana

Pero la amabilidad de sus gentes y la leyenda de las janas encantadas en sus cuevas y sobre todo la lectura de un libro escrito en 1898 “Un rincón de la montaña” nos pedía a gritos una nueva visita. El libro escrito por Clemente Bravo toca temas tan interesantes como Morgovejo, la leyenda del pozo, las cuevas de Caminayo, las Conjas. así que nos pusimos de nuevo en contacto con Zosi para que hiciera de nuevo de cicerone pues sería muy peligroso realizar solos la aventura.

ZOSI Y GONZA
Sin título

Caminayo en verano tiene un coqueto bar, creo que fue en su tiempo el teleclub, donde podéis refrescar tomando una cerveza y sobre todo contactar con la gente de la localidad para que os indiquen el camino a seguir. Insisto en esto para que no emprendáis las aventuras sin que lo sepa alguien que os pueda socorrer.

Ni que decir tiene que yo me sentía como el protagonista de la novela de Julio Verne “Viaje al centro de la Tierra” teniendo como cuaderno de bitácora el libro de Clemente Bravo, cuyo capitulo sobre la cueva leía habidamente.

DENTRO DE LA CUEVA
Sin título

Comenzamos la narración de nuestra aventura: A la entrada por el piso de la galería se extiende una rampa llena de peñascos, al faltar la luz exterior, encendimos las linternas y entramos en el reino de las sombras. Zosi conocía todas las cuevas desde niño y aunque no nos había dicho aun había colocado a lo largo de la cueva principal un cordel azul que cual hilo de Ariadna nos guiase para volver y evitar extravíos. El otro aventurero, mi sobrino Gonzalo, es un experto espeleólogo.

VENTANA
Sin título

“Enfrente de la boca a dos metros de altura, había un agujero curiosísimo que nos parecía una obra de arte, que producto de la ciega dinámica natural era digno de una capillita gótica” se maravillaba en su libro “Un rincón de la montaña”el Sr. Bravo.
Nosotros deseábamos realizar in situ, un recorrido literario que habíamos realizado a través de su hermoso libro y que nos habíamos aprendido casi de memoria. 
Así en otra pagina dice. "El corazón nos palpitaba violentamente... el aire llegaba saturado de humedad, los candiles chisporreteaban y sus parpadeos siniestros hacían bailar las sombras de las paredes semejando monstruos y endriagos"

Dentro de la cueva observamos una figura en las rocas que semeja a una CABRA
Sin título

Y comenta Clemente, con su romántica descripción de la cueva: “De pronto, los que íbamos delante, advertimos en el suelo un fulgor extraño. En efecto habíamos ido a meternos en el río que se deslizaba tranquila y silenciosamente cuya superficie fulguraba herida por nuestras luces”

FOTO DEL RIO
Sin título


Pudimos contemplar luego nuevas maravillas, con exclamaciones de asombro vimos sobre nuestras cabezas un inmenso colgadero con innumerables pieles tendidas lo mismo que se ven en una fábrica de curtidos.

FOTO COLGADERO GONZA
Sin título

A lo lejos observé unas letras negras en la pared y no me hubiera sorprendido a estas alturas de la exploración que dijera como la fatal lectura del Dante: “lasciate ogni speranza, voi che entrare” en su Divina Comedia. Pero en realidad se trataba de otros aventureros de Mogrovejo que dejaron su marca en 1948.

FOTO LETRAS
Sin título

Clemente, en su libro, continúa con su detallada y hermosa descripción de la cueva“Llamó luego nuestra atención una altísima y hermosa columna, toda estriada y llena en su base de delicados adornos” 


FOTO DE LA COLUMNA
Sin título

Por lo que estas alturas de la expedición creo que ha llegado el momento de contaros LA LEYENDA DE LA CUEVA DE CAMINAYO tal como me la contaron a mi los más viejos del lugar.

Pues bien, era la época de la reconquista y un noble señor de este lugar partió para la guerra atacando una fortaleza musulmana fuertemente defendida. Era tal su fiereza y gallardía en el combate que la hija del caudillo agareno quedó prendada de él, de tal forma que pasado un tiempo el afecto fue mutuo decidiendo ambos casarse y firmar la paz.

El caudillo moro les obsequió con grandes riquezas cuando decidieron volver a Caminayo. El cristiano ya había olvidado que había dado promesa de amores a una dama lugareña que enterada ahora de la vuelta de su amado en hermosa compañía, montó en cólera y fue en busca de la bruja del lugar para que le preparara un brebaje que dejara fuera de combate a la bella agarena.

No hizo solamente eso la malvada, si no que además la convirtió en estatua estalagmítica en el centro de la cueva. Eso si, acompañada de un arca con sus tesoros y otra mas con carbón porque si los encuentras y te equivocas al abrirlos quedarás pegado el techo para siempre.

MURCIÉLAGOS POR DOQUIER...
Sin título

Son muchos los que desde entonces han buscado al tesoro y a la bella, pero ¡cuidado! Si veis unas lucecitas brillar a vuestro alrededor son los ojos de la bruja que vigila incansable, la manera de deshacerse de ella es pegándola un gran soplido lanzándola contra la pared. Por suerte no vimos ningún ojo reluciente pues a la hora que exploramos los grandes murciélagos dormían placidamente ¿la bruja también?

EN LA COLUMNA
Sin título

Vimos luego algo “que en el fondo del río blanqueaba y merced a la transparencia del agua, pudimos ver una gran veta marmórea pulimentada por la corriente.

MÁRMOL
Sin título

Como el anterior invierno ha sido muy seco no encontramos el torrente que dicen en la novela que existía antiguamente aunque aquí señalo la oquedad que pienso se produjo por el discurrir del agua en el transcurso de los años.

BAJO EL TUBO DE OQUEDAD
Sin título

No quiero cansaros con mis descripciones, pienso que es importante la lectura del libro y si al final decidís entrar, pasad primero por el bar de Caminayo porque siempre os darán buenos consejos, seguid la cuerda azul y por donde no la veáis, no entréis.

En 1898 nuestros protagonistas lo hicieron acompañados del cura párroco de Caminayo Don Florentino Fernández hijo del pueblo y gran cazador de osos. Visitad la Iglesia y veréis una inscripción cincelada en la campana mayor que “se fundió siendo cura D. Florentino Fernández” aparece también la fecha MCMI (1901) D. Florentino fue párroco durante 40 años.

CAMPANA CON INSCRIPCION
campana D. Florentino

Siguiendo en la iglesia podemos admirar una pila bautismal muy antigua de una sola pieza. Procede de la ermita de Santa María de Mental. Ahora es despoblado pero su historia fue estudiada a fondo por nuestros amigos Ramón Gutiérrez y Siro Sanz buenos conocedores de esta comarca y de la Casa de los Señores de Prado con infinidad de publicaciones a sus espaldas.

PILA DE SANTA MARÍA DE MENTAL EN CAMINAYO
pila bautismal



En la Pág. 63 del libro “los señoríos en la Montaña Oriental de León” podemos estudiar a fondo, de la mano de estos autores, los pleitos judiciales que sostuvieron el Obispado de León contra los marqueses de Prado por el ahora despoblado de Mental.

En 1198 había sido donado por la condesa María junto con el lugar de Caminayo a la Orden de Santiago. En 1521 aprovechando los altercados de las guerras de las Comunidades, que este lugar se encuentra alejado de la capital y que el Obispo no se encontraba en León gente armada, criados del Marques toman por la fuerza y queman el poblado de Mental maltratando a las gentes que allí residen y aunque los pleitos dan la razón al Obispo, allí siguieron los deudos del marqués con sus ganados puercos vacas y cabras hollando incluso el lugar sagrado donde estaban enterrados los antepasados de los antiguos propietarios. Todo esto y mucho más podreis ver en el librito antes citado, gracias Ramón y Siro por el buen rato que me habéis hecho pasar con su lectura.

Sin título


Oscurece en Caminayo y tenemos que volver a León sabemos que nos queda mucho por ver y descubrir en estos bonitos parajes: los vamos citando según bajamos a Morgovejo El puente de Viyaescusa, la Canalina y el Rebollo del Moro cargados de leyendas, las Conjas..

Podéis ver también en este blog “Cantamisas en Prioro”
http://rsas0010.blogspot.com.es/search?q=prioro


Y para los que nos habéis seguido hasta aquí, como premio podéis leer el libro completo “Un rincón de la Montaña” en el siguiente enlace:
http://bibliotecadigital.jcyl.es/es/consulta/resultados_ocr.cmd?buscar_cabecera=Buscar&tipo=elem&id=2046&tipoResultados=BIB&posicion=3&forma=ficha

Podéis ver más fotos de este día aquí:
https://www.flickr.com/photos/rsas0010/sets/72157684674045384

Ahora toca despedirnos, apuramos el ultimo café y ¡hasta la próxima, amigos de Caminayo!













No hay comentarios: