30 diciembre 2015

Canta Misa en Prioro


Cuando hace un par de meses hicimos la ruta de Caminayo a Velilla me faltó tiempo para seguir y visitar Prioro y Tejerina, por eso cuando nuestro amigo Isidoro propuso una visita a esta localidad con motivo de la celebración del cantamisas del sacerdote Don Santos Rafael Ramírez no lo dudamos ni un momento, a pesar de que las fechas navideñas, por las obligaciones familiares nos hacen poco proclives a viajar.

FOTO DEL DESFILADERO
Sin título

Después de atravesar el impresionante desfiladero de las Conjas donde comenzamos nuestro reportaje fotográfico y de hacer mención a la historia que varias veces nos han contado el padre Martino y Siro Sanz sobre las luchas de los indómitos cántabros contra los romanos por estos lugares llegamos enseguida a Prioro nuestro punto de destino.

FOTO DEL LIBRO



Evitaremos hablaros hoy de la historia del lugar, ya que lo ha hecho nuestro amigo Ramón Gutiérrez en su magnífico libro “Prioro y Tejerina” del que recomendamos su lectura, pues el motivo principal de la visita es el besamanos a Don Santos y disfrutar de las manifestaciones folklóricas que sus feligreses han sabido rescatar de las antiguas tradiciones.

 FOTO CON D. SANTOS
Sin título

Nos acercamos a la iglesia para informarnos del lugar donde comenzarían los actos. El reloj de sol marcaba las 10 de la mañana así que nos quedaba casi una hora para visitar la localidad. Fotografiamos los hórreos que en este lugar presentan la particularidad de que el sistema de acceso a los mismos consiste en un tronco de roble con peldaños labrados artesanalmente apoyado en otro madero para darle altura. En el siglo XVIII dicen que había 69 aunque en la actualidad aún se conservan 15

FOTO DE LOS HORREOS
Sin título

Bebimos agua en la fuente que hay junto al chozo de los pastores, admiramos la arquitectura tradicional de las casas, con su beroja, donde se resguarda de la nieve la leña cortada, el banco de carpintero, el suelo cuidadosamente empedrado...

FOTO DEL CHOZO Y LA FUENTE
Sin título

A lo lejos, las montañas adornadas por tiras de niebla que no se había despejado aún, nos hicieron recordar que ya en el “libro de la montería del rey Alfonso XI” allá por los años 1312 o 1340 se citan a menudo los nombres de estos territorios junto con los de Tejerina y Caminayo como un lugar privilegiado para la caza de osos, ciervos y jabalíes.

FOTOS DE LA NIEBLA
Sin título

No nos dio más tiempo para seguir disfrutando de la arquitectura rural, pues en ese momento escuchamos los sones del tamboril acompañando las canciones de las mozas, ataviadas con los trajes regionales llenos de colorido, que le cantaban al cura. “palomita, palomita, nacida en el Salvador que viniste a cantar misa en un pueblo de León”

FOTO BAJO EL ARCO DE FLORES
D. Santos recibido a la entrada de Prioro

Además del público congregado y representantes de los municipios vecinos había también fotógrafos de la prensa y reporteros de la televisión que preparaban los reportajes para sus respectivos diarios
http://www.diariodeleon.es/noticias/contraportada/santos-celebra-montana_1034175.html
y nosotros, claro un sin fin de aficionados que no queríamos perder ni un detalle.

FOTO DE ISIDORO
Sin título

Isidoro, rápidamente empezó a enviar por teléfono móvil las primeras instantáneas a sus muchos amigos y conocidos.
Cuando llegamos a la iglesia el cura se arrodilló y besó el suelo y ya en el interior lo recibió el coro que acompañados por don Teodomiro, al armonio cantaron como los ángeles.

FOTO DEL CORO CON ROSI
Sin título

En la homilía el sacerdote de su pueblo, que también había asistido al acto, expresó su deseo de que al final de sus días fuera santo, de que su sacerdocio se orientara a la defensa de los pobres como Monseñor Romero, muerto en un salvaje atentado. A mi me hubiera gustado más que lo hubiese comparado con “El Buen Pastor” y mi deseo es que viva muchos años cuidando de sus ovejas, habida cuenta de que nos encontramos en un pueblo donde la trashumancia tiene mucho arraigo.

FOTO DE LA VIRGEN Y EL NIÑO
Sin título

Como la misa fue larga, me dio tiempo a contemplar las imágenes que se veneran en la iglesia. Santiago peregrino con sombrero, concha y bordón que es el patrón y al que le han colocado una cinta homenaje a los trashumantes, San Roque con el perro lamiendo sus heridas, es abogado de la peste, la Virgen, muy engalanada y con un hermoso niño Jesús.

FOTO DE SANTIAGO
Sin título

La imagen de Santa Eugenia, a pesar de su aislamiento sobre una repisa en la pared, me pareció de mucho mérito con hermosos pliegues en el manto. Cuenta Ramón en su libro “Prioro y Tejerina” que es muy antigua la devoción a esta santa y ya consta documentalmente desde 1736. Es tradición que con ocasión de un gran incendio, sacaron en procesión la imagen haciendo cambiar el sentido del viendo, siendo finalmente apagado el fuego.

FOTO DE SANTA EUGENIA
Sin título

Podemos contemplarla en la iglesia con hábito monacal, pues parece ser que siendo su padre procurador romano en Egipto, abrazó la religión cristiana y huyó de casa disfrazada de hombre. Se refugió después en un convento observando una vida modélica siendo elegida abad sin que se descubriese el engaño hasta que... ¡una dama romana se enamoró del virtuoso joven! y la Despechada la romana por su indiferencia, denunció al abad con pruebas falsas ante los tribunales ¿sabéis quien era el Juez? Pues no era otro que el padre de Eugenia, que no fue capaz de reconocer a su hija, pero sí convertirse al cristianismo, debido al poder de sus palabras.

FOTO DEL BESAMANOS
Sin título

La ceremonia del besa manos me devolvió de mis cavilaciones. A todos nos recibió Santos Rafael con la amabilidad que le caracteriza y la totalidad de los asistentes, sacerdotes, feligreses, amigos y familiares esperamos pacientemente arremolinados en el pasillo central del templo hasta darle nuestra adhesión. Especialmente conmovedor fue el momento en que posó con sus abuelos venidos de Virginia para acompañarle al acto.

FOTO CON LOS ABUELOS
Sin título

Ya a la puerta de la Iglesia se lanzaron confetis y caramelos como antaño se hacia en los bautizos y luego a hombros de los mozos fue transportado en una silla primorosamente engalanada con perlas y blancos tules bordados, hasta el lugar donde se había instalado el mayo. La comitiva iba escoltada por el tamboril y las mujeres que en todo momento acompañaron entonando canciones tradicionales.

FOTO DE LA COMITIVA
Sin título

En días previos los mozos habían cortado un pino de más de 30 metros de largo que fue izado por una grúa en el lugar llamado “El alto de la Calle” .Se invitó a Santos a verter las primeras paladas de tierra en el agujero donde se izó el pino, mientras las mozas cantaban “arriba mozos arriba con este mayo, que si no lo izáis vosotros, lo harán los de Caminayo” porque efectivamente allí se encontraban también Zosi, el pedáneo de Caminayo acompañado por su mujer que como los vecinos de los otros pueblos que comparten parroquia con Prioro se encargaron de preparar el festejo con todo esplendor.
Un acontecimiento que tuvo eco hasta en “La Opinión de Zamora”: http://www.laopiniondezamora.es/castilla-leon/2015/12/07/mocedad-prioro-planta-mayo-33/890006.html

FOTO DEL MAYO CON CHICO EN LO ALTO
Sin título

Luego los mas valientes treparon por la cucaña, Sergio Pérez emplea siete minutos llenos te tensión en la subida, Peque lo hizo en nueve, Víctor de Valderrueda un poco mas de tiempo unos lo hicieron en camiseta otros a pecho descubierto. Ninguno se quejó de las rozaduras y todos magullados y felices fueron abrazados al final por el sacerdote y aplaudidos a rabiar por el público.

FOTO TREPANDO
Sin título

Hubo para finalizar pinchos, bebidas, roscón y chocolate y por encima de todo el gran deseo de estas buenas gentes por mantener vivas las tradiciones de nuestra montaña leonesa.

Sin título

Ved nuestro reportaje fotográfico de Prioro

Ved nuestro reportaje fotográfico del Cantamisas

29 diciembre 2015

Bailes en el Camino de Santiago

Estas navidades hemos asistido a la representación de las canciones y bailes tradicionales en el Camino de Santiago y aquí podéis disfrutar de una pequeña muestra de cómo se interpretan las Boleras en Noceda del Bierzo

10 diciembre 2015

S. Bartolomé de Rueda

Nos despedimos del pueblo de Valporquero de Rueda y Tinina nos acompañó, pues queríamos visitar antes de que oscureciera la próxima localidad, de la que teníamos referencias por el libro de evocador título: San Bartólome de Rueda, el silencio de los carros” de Jesús Ferreras Valladares.

DSCF3439

El autor nos cuenta que ya había vestigios de los habitantes de este entorno durante la romanización. Hace tiempo que lo leímos y su lectura motivó interesantes excursiones a los Corrales de Yugueros(El Hoyón) acompañados entonces por otro buen amigo y un guía de excepción: Siro Sanz. En el vecino pueblo de Santibañez encontraron un ara votiva en el mismo casco urbano pero esta visita será para otra ocasión.

Dice Don Jesús en su libro que la estructura de la iglesia es de los siglos XVI y XVII y el retablo de primer tercio del XVIII (1773) con una buena imagen de San Bartolomé (palabra que significa: hijo de Tolomeo) patrón del pueblo y de los oficios relacionados con el cuero, pues como ya sabéis fue martirizado arrancándole la piel, por lo que se le reza para que nos cure las enfermedades relacionadas con la epidermis.

DSCF3452

El santo que se venera en esta iglesia, se representa sujetando con una cadena a un diablillo llamado Astaroth, pues de esta guisa lo expulsó de un templo de Armenia.

También hay una interesante talla de San Roque, abogado de la peste y de los peregrinos, que procede de la ermita del mismo nombre. ¡Fijaos que de conchas adornan la entrada a la iglesia!

DSCF3448

También hay restos de una lápida que forma parte de un ventanal, perteneció a un clérigo fallecido en 1346 y por si queréis saber la hora que es, solo tenéis que consultar el reloj de sol que luce en una esquina del templo.

Cuenta el libro una historia curiosa sobre otro cura párroco, Francisco Enríquez de Otero, que dejaba una hija natural llamada Manuela y como el obispo dispuso que la quinta parte de la herencia se gastase en misas por su eterno descanso, la persona encargada de cuidarla protestó alegando que la menor era doncella pero si no la dejaban bienes para subsistir, peligraría su crédito debido al estado de necesidad ¡Buen argumento, si señor! Al año siguiente la casaron con un lugareño del vecino pueblo de Palacio de Valdellorma.

Con estas y otras historias llegamos ante un caserón que luce un arco de piedra con el escudo de los Llamazares junto al que puede leerse la siguiente leyenda en la parte izquierda:
“De boca de cuatro sierpes/salen dos bandas en pares/cinco llamas de aguas fuertes/ seis flores de lis a pares/ de los veros Llamazares”

DSCF3424


Al lado derecho, el izquierdo del escudo acertamos a leer:
“Armiños aspas doradas/ con estas sobrevinieron/ y en dote les fueron dadas/por donde ser merecieron/ entre ilustres colocadas”

Al leer esto, yo también me quedé de piedra al enterarme de que aquí en san Bartolomé de Rueda descubrimos a los “veros” (verdaderos, genuinos) Llamazares.

Y por si lo anterior no fuera suficiente hidalguía el arco de la puerta se corona con otra inscripción:
“morir por vencer, justa causa debe ser” Llamazares.

Dije al principio que quería marchar de estos lugares con luz solar, pero no sin antes contaros una historia espeluznante, que podéis encontrar en el libro que hemos citado al principio de este artículo: San Bartólome de Rueda, el silencio de los carros” de Jesús Ferreras Valladares.

Sin título

La historia conocida por el contorno como “la cabra de San Bartolomé” tiene su origen en un incendio en un corral frente a las eras de las afueras de la localidad. Hoy solo quedan unas paredes de argamasa pero en su día, encerraban a mas de un millar de ovejas y cabras que perecieron encerradas en medio de espeluznantes balidos y el hedor a carne quemada que se extendió por todo el monte, mientras el sebo derretido de los infortunados animales corría monte abajo en la corte de la tiendas, que así se llamaba el sitio.

Se acusó del delito a un pastor del vecino pueblo de Garfín que discutía a menudo con el dueño del rebaño, pero la Benemérita no consiguió pruebas fehacientes.

Poco a poco, todo volvió a su calma habitual en esos hermoso valles. Hasta que... por las tardes se empezó a oir un extraño sonido. ¡uuuh, uuuh!, procedente de no se sabe donde. Bueno, sí: junto al corral de las tiendas.
Después, silencio absoluto y finalmente, un fuerte berrido que cruzaba todo el valle poniendo los pelos de punta al que se encontrara por allí.

Sin título

Alarmados los vecinos, al dia siguiente, dieron una batida apoyados por una jauría de perros, registrando todos los matorrales pero ¡nada! No encontraron a ningún animal. Pero al atardecer volvió el silencio y después el terrible alarido y así una tarde y otra, cada vez con mayor virulencia.

Un día, en la taberna, un tertuliano recordó que los berridos se habían iniciado la misma noche en que falleció el desventurado pastor de Garfín, así que los gritos debía producirlos el alma que vagaba en pena por aquellos parajes.

Lo cierto es que el prodigio atrajo la atención de los pueblos vecinos que se congregaron en torno al lugar. Se montaron chiringuitos para vender vino y los mozos acudian con las escopetas para abatir al horrible ser que producía tan espeluznantes sonidos.

Un mozo arrogante, caballero en una mula torda, se atrevió a increpar:
“Escúchame, alma de otro mundo, manifiéstate ¡Dime quien eres!”
De seguido, un terrorífico bramido, envió al suelo tanto al jinete como a la montura.
"Lo que yo acabo de ver, nunca se lo diré a nadie", confesó a sus amigos mientras marchaba despavorido, descompuesto, sin que nunca más volviera a ser como era...

Sin título

Tomó entonces cartas en el asunto el cura de San Bartolomé, este sin escopeta pero con la estola al cuello, el breviario, el hisopo cargado con agua bendita y sus latines:
¡Fúgite, Fúgite, alma del averno! Increpaba.
De nuevo el viento trajo otro bramido que lanzó al suelo al sacerdote, pero este al contrario que el borrachín vuelve a preguntar, poniéndose en pie:
¿Quien eres tu? Mientras rocía los tapiales con abundante agua bendita.

Y así allá por 1929 dejaron de producirse los fenómenos que hoy en 4º milenio se llamarían “La cabra de San Bartolo” Yo no os puedo decir que fue. Tampoco tengo fotos para documentar esta historia, mi mente cartesiana ha buscado una corriente de agua subterránea, algún pájaro que anide por los alrededores, el alma atormentada del desdichado pastor que regresa para avisarnos de que el no es responsable del incidente o quizás Astaroth el diablillo que se soltó de la cadena de San Bartolomé porque hay personas que notaban un intenso tufillo a azufre, por eso tú que ahora transitas por estos lugares no olvides el salmo del buen cura : ¡¡¡ fugite, fugite partes adversae!!!

Ved nuestro reportaje fotográfico.

Texto y fotos de Rafael Cid y Rosa Fadón

09 diciembre 2015

Valporquero de Rueda

Este sábado estuvimos caminando por la provincia y visitando a los amigos. Fuimos a Valporquero de Rueda, que es el pueblo de nuestra amigaTinina. Nos invitó a comer un cocido casero hecho al amor de la lumbre, en su cocina económica, ¡de las de antes! Estaba riquísimo y hasta tenía relleno.

DSCF3393

¡Qué a gusto comimos sentados en el escaño y con el calorín que proporcionan estas cocinas de dos hornillos en los que caben los leños del bosque!

DSCF3401

Luego salimos al corral donde nos presentaron a los pequeños de la casa: el perro de careo, el gato y las gallinas...

DSCF3396

y luego iríamos a ver a las ovejas, que a todos estos animalitos atienden cariñosamente.

Sin título

Curioseamos todos los detalles que adornaban las paredes y las distintas dependencias que salían del corral. Se ve que aún le queda tiempo a Tinina para confeccionar adornos, para poner por las paredes del patio, como esta simpática sartén con su huevo frito y todo.

DSCF3398

Después paseamos por su pueblo, por sus dos calles principales a las que salen plazas para dar servicio a los edificios, que crean un aspecto amplio y despejado. Pasamos junto a la iglesia, que tiene una sólida torre de herencia romana y grandes dimensiones, con atrio cubierto donde se conservan las andas fúnebres de antaño.

DSCF3407

Cerca está la fuente de dos caños, pero no es la más apreciada, las preferencias se inclinan por la que está cerca de las eras, con el lavadero anexo.

DSCF3414

Fuimos hasta las eras, convertidas hoy en campo de fútbol y desde allí contemplamos la ermita del pueblo, que a duras penas se conserva en la soledad y la lejanía...

Tuvimos ocasión de contemplar varios edificios típicos de arquitectura rural, con paredes de adobes o tapial, que grandes y orgullosos se mantenían en pie, a pesar del abandono al que les ha obligado la despoblación. Buenos materiales y buena madera, resistente y adornada con rústicas tallas.

DSCF3417

Nos acercamos a la que, en su tiempo fue fragua del pueblo, que está muy restaurada y tiene el pozo sellado. Aún conserva un potro para errar al ganado y un amplio espacio de huerta...

DSCF3421

Nos despedimos de su familia y Tinina nos acompañó, pues queríamos visitar antes de que oscureciera la vecina localidad, de la que teníamos referencias por el libro de evocador título: “San Bartólome de Rueda, el silencio de los carros” de Jesús Ferreras, pero esa historia os la contaremos en otro hilo de este blog...

DSCF3440



Ved nuestro reportaje fotográfico.

Texto y fotos de Rosa Fadón y Rafael Cid







07 diciembre 2015

De S. Pedro de Foncollada a la Serna. Viejo Camino de Santiago

Hace una temporada, cuando documentábamos el Viejo Camino de Santiago por las Montañas de León fuimos, después de Cistierna, por el Puente de Mercadillo a la ermita de San Pelayo y desde allí, por el Viejo Camino de Santiago a San Pedro de Foncollada.

Es lo que se decía en el documento de la peregrinación de Leodegundia, un relato del lejano año 902, que se incluye en el libro de Julián González, "Vexu Kamín". Como sabéis, da cuenta del itinerario que se usaba para venerar las reliquias del Apóstol en aquellos lejanos años, próximos al descubrimiento de la tumba de Santigo, cuando los caminos estaban amenazados por las incursiones árabes y los peregrinos buscaban la protección de las montañas y de unos monasterios que desaparecieron, cuando avanzada la Reconquista, se trasladaron hacia tierras más al sur, dando lugar al Camino Francés.

DSCF3360

Unos montones de piedras nos contaron la historia y la ubicación de dos despoblados, San Andrés y Santimia, ubicados por la vereda que nos llevaba al famoso y tristemente desaparecido monasterio de S. Pedro de Foncollada. De él sólo se conserva el terreno, catalogado por la Junta como bien arqueológico. En el pueblo la iglesia que está en un altozano, muestra restos que hablan de su antiguo esplendor.

Podéis leer aquí nuestros recuerdos de las anteriores visitas que hicimos y ver las fotos:
http://rsas0010.blogspot.com.es/2013/05/modino-san-pedro-de-foncollada.html

En aquellos días nos dijeron que el camino iba hasta la Serna cerca de la Ercina, pero dejamos pendiente la tarea de recorrerla.

Así que esta vez, acompañados por nuestra amiga Tinina y Marce, que vive en la Serna, lo caminamos en dirección contraria, desde la Serna a S. Pedro y comprobamos la belleza del Camino, que tiene su historia antigua y uso continuado. Es fácil de andar, pues proporciona la ruta más corta entre ambos poblados y tiene un trazado cómodo. Desde ella se disfruta de panorámicas, de paisaje de montañas y vistas de los pueblos de los alrededores, como colocados en un "Nacimiento"

DSCF3362

Bien de mañana, pasamos a buscar a Marce a su casa y así conocimos a su marido, Pepe y a sus hijos, que estaban enfrascados en manualidades de madera y en sus aficiones de recuperación de antiguos objetos, que colocan como en un museo etnográfico, en distintos lugares de la vivienda, siempre de camino a la bodega.
Nos dijo Pepe, al que le gustan los refranes y los juegos de palabras:
"El que vino a la bodega y no bebió vino, ¿a qué vino?"
Luego de la visita, calentados al amor de la lumbre, que danzaba en la chimenea y por dentro, con el moscatel y las pastas, Pepe nos dio unos palos para andar el Camino, diciendo, algo así como: "El que va al monte sin palo, tiene menos gracia, que una burra sin rabo"

DSCF3392

Marce, como buena cicerone, nos fue explicando todos los pormenores de la Serna, mostrándonos los edificios que guardan la historia del lugar. Hay un derrumbe de piedras de sillería, que perteneció a una casa en la que se metían a jugar de chiquillos. En aquel entonces se veían buenos arcos y estancias sólidas, incluso un oratorio. Se comentaba que podía pertenecer a la familia de los marqueses de Astorga. En las proximidades había un gran edificio, que con ser de costrucción más ordinaria, sí estaba habitado, quizá antiguamente lo usaban los caseros y se perpetuó su habitabilidad, en él tenían los pajares, cuadras y espacios propios para el trabajo.

DSCF3366

En otra casa de aspecto elegante se dice que vivió "el escribano". Aún hay otra casa importante cuya hechura se sale de las necesidades propias de los habitantes de un pueblo...Junto al cementerio ampliando el camino encontraron hallazgos funerarios, quizá del siglo XIII, según dataron en su día.

En el camino que lleva a un altozano se conserva el recuerdo de un desaparecido monasterio y además su topónimo: “el castrillín”, es revelador en cuanto a la posible ubicación de un poblado prerromano.

DSCF3382

Caminamos contando curiosidades de la historia antigua, de los caminos y las labores agrícolas a las cuales daban servicio, como ir con carros al molino que estaban en el Esla en las proximidades del Puente de Mercadillo o al mercado a Cistierna, etc. y seguimos por el camino entre pinos y encinas junto a un repetidor de TV.

Marce, que es muy expresiva nos habló de sus hijos y nietos, de su actividad con el Pendón y ahora haciéndose el traje regional, de Maraña, donde nació, de su infancia en La Serna y de su actual ir y venir a Santander.
Así estábamos cuando nos encontramos por este Viejo Camino con Rodrigo, un muchacho de Sotillos, casado en Foncollada, con el que hablamos de la Vieja Peregrinación y nos dio el teléfono de Ramón, un vecino con el que nos pusimos en contacto, pues estaba interesado en todas las cuestiones de historia y muy especialmente la que atañe a su pueblo. Juntos emprenderemos investigaciones, cuando acabe su labor de recopilación, pues está escribiendo la historia de su familia y de otros vecinos de S. Pedro de Foncollada.

DSCF3374

Llegamos hasta Foncollada admirando los paisajes que desde aquella altura se divisaban, ¡fue un bonito tramo peregrino, que os invitamos a realizar!

Ved nuestro reportaje fotográfico.

Fotos y texto de Rafael Cid y Rosa Fadón

29 noviembre 2015

Con gran dicha participamos en una espicha


Pues sí, amigos siempre es una dicha participar con los compañeros de UCECA en una buena espicha sobre todo cuando lo veníamos haciendo habitualmente desde años. Alguien me ha dicho que con las nuevas fusiones y adquisiciones de Cajas puede ser la última que hagamos como socios, así que me gustaría recordar a modo de despedida algunos buenos ratos que hemos pasado juntos.

Sin título

En 2002 tuvimos tiempo para darnos un paseo en el tren de la FEVE saliendo de Gijón en dirección a Perlora, tan señorial y cuidada, de aspecto veraniego y turístico, verde y brillante como una perla. El tren culebrea alegre sobre los arrecifes entre prados hasta llegar a Candás.

Dicen que en ese lugar, en 1616 la villa entabló pleito judicial contra los delfines que asolaban sus costas, ganando la causa los pescadores. Sale el notario en barca para comunicar a los peces el fallo. Nos cuenta la tradición que desde entonces no se ha vuelto a ver ninguno merodeando por estas costas impresionantes. En Avilés nos esperaban los autobuses para conducirnos, como de costumbre, al llagar de Quelo.

Sin título

¡Menuda nevada que había caído la víspera de la excursión en 2004! Ya la habían pronosticado los servicios meteorológicos de toda España, aquí la nieve cayó inmisericorde. Debido a la fama de frío que tiene León, algunos amigos decidieron suspender la excursión y los valientes tuvimos la compensación de contemplar desde el autobús paisajes inusuales, llenos de belleza.

Ya en Oviedo nos distribuimos en las actividades elegidas. Unos en el Parque Principado para realizar compras ¡qué de chavales consiguieron el nº 5 de Harry Potter! Que causaba furor por aquel entonces. Otros fuimos al Museo de Bellas Artes, ubicado en dos palacios próximos a la catedral. Y con las “pilas cargadas” de cultura, degustamos la primera sidra del año.

Sin título

En 2005 nuestra curiosidad cultural nos llevó a visitar el Museo del Jurásico de Asturias. Está situado en un entorno natural de gran belleza, en el concejo de Colunga, en el marco de la denominada "Costa de los Dinosaurios" entre las localidades de Gijón y Ribadesella y caracterizado por la abundancia de huellas y restos óseos de dinosaurios y otros reptiles gigantes.

A lo largo de este tramo de costa, pueden visitarse nueve yacimientos de icnitas (huellas) que presentan una excelente conservación. Están representados tanto dinosaurios bípedos (terópodos y ornitópodos) como cuadrúpedos (en su mayoría saurópodos) con proporciones muy diversas, desde muy pequeños, del tamaño de un ave actual hasta enormes como los que dejaron impresas sus huellas en la Playa de La Griega (próxima a Colunga), las mayores de España y unas de las de mayor tamaño del mundo.

Sin título

Así sin ánimo de ser exhaustivos os invitamos a hacer volar vuestros recuerdos y visitar, sin salir de nuestro blog, las de años 2006 pinchando sobre el enlace: http://rsas0010.blogspot.com.es/2006/06/espicha-2006.html 

Bien es verdad que otras veces disimulábamos un poco la comilona con aspectos culturales. Si en 2005, por ejemplo, habíamos visitado el museo del Jurásico y el anterior fuimos a ver el museo de Bellas Artes de Oviedo, en otra ocasión tuvimos un recorrido guiado por el casco antiguo, o visitamos los monumentos del arte ramirense del Naranco, o hacia Avilés con recorrido en trenín de la FEVE.

Recuerdo, en fin, una ocasión en que nos perdimos con todo el autobús y llegamos al lagar de Quelo, escoltados por la Guardia Civil de Tráfico como si de personajes de gran relevancia se tratase. Solo nos faltó un recibimiento con gaiteros a la puerta del llagar. Hicimos la preceptiva parada técnica en Oviedo, por lo que nos conformamos con contemplar el paisaje durante el recorrido, y... ¡a seguir a Tiñana! sin perdida de tiempo.

Sin título

Amigo Adauto, en una ocasión te nombramos escanciador mayor por tu celo en conseguirnos buen precio y por tu esmero en que todo quede a plena satisfacción de tus estimados compañeros. Quise saber entonces cuánta sidra se bebió o cuánta comida se prepara para una espicha ucequera.

En el portalón encontramos al especialista en asar el cordero a la estaca, ha estado pendiente de tener en su punto los que nos comimos aquel día, desde bien entrada la mañana. Nos dicen que se pusieron 30k de chorizo a la sidra y 20 lacones y que dos días antes cinco cocineros prepararon ¡20000 casadielles entre las comidas y las compradas!

Sin título

Y es que nuestra espicha goza de mucha aceptación entre los compañeros. El Lagar de Quelo data del año 1944, cuando el abuelo materno regentaba una bodega típica denominada el Roblón. Encontramos su espacio en red y también vosotros podéis encontrar cosas muy curiosas en él: www.sidraquelo.com

Esta actividad nos ha resultado siempre muy familiar, pues los socios solían acudir con sus hijos pequeños, que se entretenían en la sobremesa con los juegos que tiene el Lagar en su parque infantil. Los bebés también asistían a este encuentro, con el deseo de ser presentados en sociedad y año tras año los chicos crecían y nos sorprendían con su belleza y destrezas adquiridas.

Sin título

En el año 2007 visitamos el acuario de Gijón recientemente inaugurado http://rsas0010.blogspot.com.es/2007/05/espicha-2007.html que estaba a solo unos pasos de la parada, donde abandonamos el autobús, en las cercanías del puerto, en la recuperada playa de Poniente.

Acuario de Gijón

Inaugurado en el verano anterior, el Acuario está integrado en el mar y puedes contemplar desde sus terrazas el agua que penetra entre los muros del sótano. El edificio, muy moderno tanto en su arquitectura, como en la decoración y publicidad, dispone de cafetería, tienda y aulas. Contemplamos unos fondos verdaderamente interesantes, en grandes acuarios y túneles dotados de escaleras mecánicas, para contemplarlo en su interior. Lo pasamos muy bien asomándonos por unas claraboyas ubicadas en mitad de los espacios dedicados a los peces o nutrias y desde las que veíamos a estos seres en su intimidad.

En marzo de 2009 paramos en Oviedo para luego volvernos a perder por el camino a Tiñana http://rsas0010.blogspot.com.es/2009/03/espicha-2009.html
yo creo que alguien pagó para que no faltara este recorrido de revueltas como una atracción, que a falta de gaiteros, que animaran la sobremesa, se hacía indispensable para abrir el apetito.
Podéis ver como de costumbre las fotos de recuerdo en el blog.
Pero no quiero entreteneros más.

Este año 2015 muchos socios de UCECA llenamos hasta cinco autobuses, pues como antaño esta es una actividad multitudinaria.

Sin título

No ha habido visita cultural así que disfrutamos de la playa, que estaba llena de jóvenes con sus trajes de neopreno jugando sobre sus tablas y vimos algún bañista, pues la temperatura era estupenda. A pesar de sentirnos en una situación de despedida tuvimos un día agradable que nos permitió pasear sobre la arena de la playa y ver el colorido de los surfistas a caballo sobre las olas...

Sin título

Así como escuchar el concierto de los innumerables perros que jugaban con sus amos en la arena, íbamos un “pelín” melancólicos pensando como una novia despechada, que la nueva empresa ya no quiere saber nada de nosotros, sin tener en cuenta la transcendencia social que estos encuentros significan.

Sin título

Así que después de charlar, comer y despedirnos para regresar a nuestros lugares de origen, yo me pregunto si  ¿No merece la pena el esfuerzo y que sigamos reuniéndonos de vez en cuando?

Sin título

Ved nuestro reportaje fotográfico de este día.


Texto y fotos de Rosa Fadón y Rafael Cid