11 septiembre 2020

Luna va a Luna

Víctor nos llevó a recorrer la comarca de Luna, en la provincia de León, en el norte, junto a montañas y prados frondosos. El río Luna riega sus tierras y hoy su caudal se aprovecha en un embalse de grandes dimensiones. Por las carreteras que van al extremo noroeste de la provincia recorrimos las comarcas de Luna, Babia y Laciana y llegamos hasta el límite provincial con Asturias.


Calcitas y Cuarcitas en las rocas de Luna

El quería enseñarle a Luna la comarca de su nombre, su belleza y los misterios del embalse, que él pudo conocer en el año de sequía, cuando se podía transitar por el suelo del embalse, casi vacío.

Mostrarle su infancia en Palacios del Sil y sobre todo los trabajos de altura por las torres de telefonía, en los crudos y difíciles días de invierno.

Muchas gracias Víctor por esta excursión.

Calcitas y Cuarcitas en las rocas de Luna

La comarca de Luna tiene unas montañas muy peculiares, muy peladas, con desfiladeros, estratos verticales o estriados...

Yo le dije a Lunita, que siempre me habían parecido paisajes lunares. Podía imaginar que miles de años atrás, hubieran venido habitantes de otros planetas, que encontraran en estos paisajes, similitudes con las montañas rocosas de la Luna y le hubieran dado su nombre.

Luna, corazón de oro.

Luna, admirando esta comarca que lleva su nombre, se sentía una princesa de extrañas tierras, ¿verdad?

El agua hace islas de las tierras altas


El agua hace islas de las tierras altas

El valle del río Luna, inundado al máximo, muestra las cumbres de sus montañas en horizontes lejanos.

El embalse de Luna tiene 40 km de costa, 300 millones de metros cúbicos de agua, su presa tiene 80 m y 16 pueblos y barrios desaparecieron en el fondo del embalse. Para mi es una pena crear un pantano, pero el agua es abundante en estas comarcas y vivifica amplias tierras más abajo.

En esta foto se le ve en una crecida, lo que puede comprobarse por la altura del agua.

Pero no siempre está el embalse lleno de agua. En el año 2017, Víctor hizo un recorrido por el suelo seco y nos dejó este vídeo como testimonio: www.youtube.com/watch?v=ykdA6APPUf4 

Esto escribió Víctor: El pantano de Luna está a mínimos históricos. Se pueden ver todos los pueblos sumergidos, se puede pasear por sus calles, se puede cruzar por sus puentes,,, unos puentes que quedaron sumergidos hace más de 50 años y han aguantado el paso del tiempo como si nada. Los ríos que alimentan el pantano han vuelto a ocupar sus antiguos cauces. Los árboles siguen clavados en el terreno como esperando a que termine el invierno. Los muros de los terrenos muestran la realidad de la comarca antes de la concentración parcelaria. Todo sigue como si el tiempo se hubiera parado bajo el agua, y ahora que afloran, nos muestran estos tesoros sumergidos.

El puente que nunca se usó 

El puente que nunca se usó

Este puente no se abrió al público, porque se dijo que sus materiales no fueron correctos y peligraba su uso, pero ha resistido como un campeón.

Esto me hace pensar que pudo haber algún interés en contra del arquitecto.


Los puentes que se miran


Los puentes que se miran

Desde la carretera se pueden ver los dos puentes mirándose en el atardecer, como amigos en la distancia..

¡El puente abandonado, dando la talla!

Me llena de nostalgia, mirar este recio puente abandonado.


Puente Carlos Fernández Casado


Puente Carlos Fernández Casado

El embalse es cruzado por la autopista AP-66 en dirección a Asturias, en la cual está construido un puente atirantado llamado Ingeniero Carlos Fernández Casado, que es actualmente el de mayor luz de España, después del Puente de la Constitución de 1812 de Cádiz.

Los tirantes del puente, persiana de montañas!

Zona deportiva del embalse de Luna

Se ha generado una actividad recreativa, como la contemplación del paisaje, pesca deportiva, deportes náuticos, caza, baño y senderismo, etc. Un negocio turístico, con dos campings, el de Mirantes y Sena de Luna y el Club Náutico, el cual cuenta con la organización de competiciones internacionales de vela.

Cascada de Caldas de Luna

En el pueblo de Caldas de Luna hay una estación termal. Nosotros estuvimos allí hospedados un fin de semana, fue genial. Además de los baños, hicimos senderismo y vimos la cascada. 

Estratos piramidales

La geología de la comarca de Luna se estudia por su riqueza y diversidad.

¿Rocas lunares, encantadas?

Si quieres saber de Historias sobre Luna, léelas aquí:


Estamos en Laciana

Estamos en Laciana

Vimos el cartel en un coche aparcado frente al restaurante donde entramos a comer. Luna se acordó de su mamá...tan sólo cambiando la primera A por una U, tendríamos su nombre.

Luna quiere a Luciana

Así que editamos la foto de Laciana, para enviársela a Luciana!


Víctor rememoró su trabajo en las antenas de telefonía.

Un día que nevaba, ya tarde para encontrar cualquier sitio de comer, después de subir y trabajar en la torre, rendido, llegó a este restaurante, donde le acogieron y le dieron rica y abundante comida. ¡Por eso estábamos aquí!

El abrazo de Luna a su abuelo.

Durante la sobremesa nos hicimos unas fotos. Te queremos mucho, Luna, dijo el abuelo, acariciándole la cabecita.

Luca y su abuela Rosi

Estuvimos abrazados tan felices. Luca con sus inseparables coches arrempuñados, para que no se cayeran, no fueran a romperse.

Luca y el helado de chocolate

Luca conquistó a la camarera y obtuvo el helado de su gusto.

Luna y su reloj digital

Mientras tanto Luna se entretenía con su regalo. Ahora ella saca fotos y puede hacer más cosas...

En medio de ninguna parte

En medio de ninguna parte 

Víctor nos llevó a ver la antena del límite de la provincia y aparcó, como veis, antes de la marca provincial de Asturias, pero la cosa es que ya habíamos salido de la provincia de León, como veréis en la siguiente foto.

Acabamos de salir de la provincia de León

Acabamos de salir de la provincia de León

El coche aparcado entre León y Asturias, ¿dónde se supone que está?

Puerto de Cerredo

Este es el camino a la mina de tantos mineros y transportistas de carbón que lo bajaban a Anllares y a la Térmica de Ponferrada. Así lo hacía César el pedáneo de Valseco, esposo de Olimpia, en cuya casa me acogieron cuando llegué de maestra. Su recuerdo y agradecimiento nos acompañaron en este viaje.

Para saber sobre la Térmica deAnllares:

Sobre la de Ponferrada:

Lluvia

No hubiéramos preferido otro clima, porque nuestros recuerdos estaban en la lluvia y en la nieve. 

Eso lo dijo Víctor y tenía razón, pues su trabajo en las torres de telefonía de Caboalles, Rabanal, Palacios del Sil, siempre estaban causados por inclemencias meteorológicas e implicaban graves riesgos de conducir por las difíciles sendas de montaña a gran altura.

Para verlo en directo:

Rutas de montaña

Han tratado de compensar el cierre de las minas preparando algunas pistas de senderismo.


Antigua casa-escuela de Palacios del Sil

El jardín era la Era

Aquí vivimos en la parte centro-derecha del edificio, cuando llegué de maestra. Víctor llegó con seis meses. Conoció el río Sil, La Cuérguila, los sotos de castaños, la vida campesina, con gallinas, gallos, vacas y caballos. Y multitud de personas!!!

El jardín era la Era

Donde estoy, es ahora una plaza ajardinada, con fuente y todo. Antes aparcaba el camión de los transportistas de Valseco y había siempre una montaña de arena de las obras que estaban en marcha. Ahora tiene un potro, recién preparado.

El potro

Este potro es una reproducción del que aún permanece, medio derruido, frente al Bar de Vitoriano, donde siempre le conocimos.

¡Qué bueno el potro cuando llueve!

Aunque hay que tener cuidado con esos ganchos que se mueven cuando Víctor choca con ellos. Cuidadín.

Rafa con mascarilla, para recordar este año 2020


Rafa con mascarilla, para recordar este año 2020

Ved nuestro álbum de fotos de este día


Recorrimos al regreso la comarca de Babia.  Vedlo aquí:

rsas0010.blogspot.com/2007/08/babia-rio-sil.html


08 junio 2020

Los Calderones. Con Tino y Leo por el Viejo Camino de Santiago en la provincia de León.

Hoy hemos estado paseando por los alrededores de Viñayo, Piedrasecha, Los Calderones... con nuestros primos Tino y Leo.

Les llenamos la cabeza con las historias y leyendas que habíamos vivido y escrito allá por el año 2015, en el periódico La Nueva Crónica de León, cuando investigábamos el Viejo Camino de Santiago por la provincia de León.

Hemos recuperado para ellos lo publicado al respecto y también para refrescar la memoria a nuestros amigos del blog:

P6081013

15ª Historias y leyendas del Viejo Camino de Santiago en la provincia de León:
Castillos de guerra y amor, poblados y monasterios desaparecidos.

Desde los Barrios de Gordón vamos por solitarios Caminos, sólo montañas y valles son testigos de su grandiosa historia.

En los Barrios de Gordón ojeamos de nuevo el “Vexu Kamin” de D. Julián González Prieto, en cuyo Documento del año 902 el abad Gundisalvo narra la peregrinación de Leodegundia y su séquito, haciendo referencia al lugar por el que ahora transitamos dice:

“De seguido Buiza, Beberino y una Pola pasado un puente donde descansamos en el castillo… pasado el descanso, sin miedo musulmán fuimos al amparo del castillo por el paso de Santas Martas hasta Viñayo con dos monasterios y muchos hermanos que nos dijeron nuestro señor don Pelayo en lugar ahora campo sagrado ganó milagrosamente a los árabes”

Tenemos por tanto tres puntos de referencia: el castillo de Barrios de Gordón, que es donde descansaron, hoy sólo queda señalado por una gran cruz, El paso de Santas Martas, ¿Ese paso, se refiere al desfiladero de Los Calderones, junto a la peña de Santas Martas? Yo creo que sí, porque el sendero nos lleva por Piedrasecha directamente hasta Viñayo, que es el tercer punto que nos cita, lugar que fue muy importante en su época, como luego veremos.

Hablando del Castillo de Barrios de Gordón, Pio Cimadevilla en su libro “Gordoneses, suma historiográfica para el concejo de Gordón” recuerda una hermosa, parafraseando a Alfonso X el Sabio: “mas pero a Gordón no lo priso (refiriéndose a Almanzor)”. De él dice Gundisalvo, "que descansaron en el castillo y refugios que mandara hacer y mantener el recordado D. Ramiro, que tantas hermosas iglesias hiciera en Asturias y León”. Alfonso III se ocupó de su restauración, para proteger los pasos de la cordillera cantábrica. Almanzor no consiguió conquistarlo durante sus razias, pero el hecho de intentarlo indica que era un punto preeminente. En los tiempos del reinado de Dª Urraca esta fortaleza estuvo en manos del conde Suero Bermúdez. Alfonso IX ordenó al final de su reinado su demolición, para evitar que fuera ocupado, esta vez por los castellanos y ordenó, la creación de una Puebla.

La fuente de la Rebandilla está encantada, las perlas de la odalisca aún resuenan desde el lejano día que ella caía por el pozo.
Desde la falda del cerro en el que se asienta vemos La fuente de la Rebandilla, que todos dicen que está encantada desde que Dª Jimena, esposa de Alfonso III, presa de celos consiguió arrojar a un profundo pozo, a la preciosa odalisca que su marido ocultaba en el castillo. Sí, la fuente está encantada, pues en la noche de San Juan se oyen sollozos y a veces pueden verse las perlas de la hermosa joven desgranándose en el agua del pozo. Triste leyenda que quizás encierra la verdadera ruptura de Jimena y Alfonso y la rebelión con la que sus hijos lograran arrebatarle el trono.

Por un sendero que lleva a las Brañuelas dejando a nuestra izquierda el pico de Santiago, nos dirigimos a la collada del Fito, a la Peña de Santas Martas, para descender por los Calderones a Piedrasechas.

En Santas Martas están los restos del poblado desaparecido, pues una salamandra envenenó el pan sagrado y sus habitantes murieron.

En Santas Martas encontramos los restos de un antiguo poblado y una vieja abadía. Podemos imaginar las campanas del monasterio presidiendo las actividades del poblado, llevar el ganado a los pastos comunales, nombrar por sorteo a las personas encargadas de su vigilancia, llamar a los vecinos a la hacendera, avisar de los bautizos de nuevos miembros, acudir para ayudar a los incendios… y los días festivos al final de misa se compartía el “pan de la caridad” en el que participaban con alegría y hermandad todos los feligreses. Pero en esta ocasión los feligreses enfermaron rápidamente ¿Qué había ocasionado tal problema? Pues que la mujer que amasaba el pan dejó la levadura fuera de la ventana y se había introducido en ella una vacaloria, que es como aquí se llama a las salamandras y el animal fue la causa de que se contaminase el pan amasado por lo que, los vecinos fueron muriendo envenenados.

En la actualidad, si vemos una salamandra en un manantial interpretamos que las aguas son limpias y se pueden beber en caso de necesidad. Pero no fue así en la antigüedad y se dice que en la época de Alejandro Magno uno sólo de estos animalitos fue la causa de que en un río de la India se envenenaran 2000 caballos y 4000 de sus guerreros.

Para los alquimistas medievales, la salamandra es el espíritu del fuego así que no estaríamos desencaminados si pensásemos que el pueblo de Santas Martas pudo perecer por un incendio. Aunque no murieron todos, una viejecita se salvó porque estaba enferma y no pudo acudir a los Oficios Divinos por lo que no comió del Sandwich de vacaloria y se convirtió además en la rica heredera de todos los terrenos comunales de Santas Martas.

La viejecita fue recogida por un Rico-Hombre de Otero de las Dueñas a cambio de que le traspasara los derechos de los terrenos de Santas Martas. Así es como en la actualidad pertenecen a este pueblo en vez de a Piedrasechas, que es el núcleo de población más cercano.

la Cueva de las Palomas

Bajamos por el paso de los Calderones hasta la Cueva de las Palomas donde nos detenemos para contemplar su Virgen y como buenos peregrinos que somos, rezar una oración para ser perdonados por contaros tantas leyendas profanas. Un poco más abajo, junto a la fuente del Manadero hay otra cueva, la de la Canga que dismula en su interior una profunda sima de 40 metros de profundidad al final de la cual se encuentra un lago de cristalinas aguas. A este lugar vino a refugiarse, perseguido por una pastora un perro que había mordido a un cordero del rebaño asustado por la oscuridad interior perrito y pastora cayeron al profundo pozo y no se supo más de ellos. Bueno, sí, porque a los pocos días vieron salir por la fuente del Manadero las tijeras y el dedal de la pastora.

IMG_20200608_115127

Continuamos por el camino que nos lleva a Piedrasecha (Piedrasecta=piedra cortada) 

Entramos en una hoz, con estratos de piedra retorcidos y agrietados, es el cauce de un río que a intermitencias se esconde bajo tierra, un fenómeno geológico y un paisaje singular. Estamos de nuevo en la civilización, pues el pueblo cuenta con casas rurales y una de ellas se halla en un moderno castillo, que tiene hasta Spa.

Llegamos a Viñayo, que fue la sede condal del Señor del alto Órbigo y tuvo el citado monasterio en la carta de Leodegundia.

En su desaparecido monasterio, se guardaban hasta las reliquias del Apóstol Santiago, pero de eso hablaremos el próximo día.

En todas estas montañas y valles escondidos se siente el latir de otros tiempos, cuando los reyes asturianos frecuentaban estas tierras y los nobles vivían sus amores o morían por ellos.

En Otero de las Dueñas aún se conserva la memoria de su afamado monasterio.

Según el escritor J M Cuadrado, en el monasterio de Otero de las Dueñas, se encontraba el sepulcro de Doña Jimena, la madre de Bernardo del Carpio, después fue  recogido en la iglesia parroquial.

Bernardo del Carpio se esforzaba realizando hazañas para servir al rey Alfonso II, su tío, pero siempre pidiéndole la libertad de sus padres, que habían sido injustamente castigados a causa de su enamoramiento. El rey promete pero no cumple, el joven se enoja, el rey le destierra, Bernardo fortifica el castillo del Carpio, en Salamanca... Al final cuando cede el Carpio al rey, a cambio de la libertad de sus padres y el rey manda que así se cumpla, ya su padre ha muerto. Lope de Vega cuenta que entonces que mandó sacar a su madre del convento y celebró en público el casamiento que antes habían hecho en secreto.

Bernardo es el héroe de Roncesvalles, uno de los héroes más romanceados de nuestra literatura, que hasta tiene un sitio en el Quijote. El romancero lo canta así:

“Bastardo me llaman rey
siendo hijo de tu hermana,
tú y los tuyos lo habéis dicho,
que otro ninguno no osara,
mas quienquiera que lo ha dicho
miente por medio la barba,
que ni mi padre es traidor
ni mala mujer tu hermana,
porque cuando yo nací,
ya mi madre era casada.
Metiste a mi padre en hierros
y a mi madre en orden sacra...”

La leyenda y la historia se juntan...

y pueden documentarse en este párrafo de la Edición facsímil de “Recuerdos y bellezas de España –Asturias y León” de JM Cuadrado, que en su página 357 nos dice:


“...Sobre los Barrios de Luna encima de su negruzca peña descuellan los impresionantes restos del alcázar donde los romances figuran encarcelado al ciego conde de Saldaña; y todavía en Otero de las Dueñas, en la Iglesia de las monjas cistercienses, se designa el sepulcro de la desafortunada madre de Bernardo del Carpio, frente al de la condesa de Luna, fundadora del Monasterio”


Aquí tendríamos que contarle a nuestros primos las historias de Otero de las Dueñas, punto en el que la carretera que llevamos se une a la que viene de la montaña para la capital leonesa, pero eso lo dejamos para otra visita...


31 agosto 2018

VIsita de Dalkey (Deilginis : isla Espinosa)

Visita de Dalkey (Deilginis : isla Espinosa)

IMG_20180826_201736 

Dicen que esta isla fue un enclave fundamental para los vikingos en la edad media. Allí tenían una cárcel para sus esclavos, y también vemos los restos de una iglesia donde habitó santa Begnet, patrona del lugar.

Las bellezas del entorno me recordaban mucho a la isla de Menorca con su puerto y sus barcos, pero sobre todo con sus aristocráticas mansiones. Les gustan mucho a importantes inquilinos, que aquí veranean como Bono de U2 Enya o the Edge.

IMG_20180826_200610 

Por las ganas hubiéramos cogido un barquito para rodear la isla, pero como el barco no salía de aquí sino de Colemore, nosotros más prosaicos, hicimos la visita por tierra al poblado próximo, donde se celebraba la fiesta del bogavante.

IMG_20180826_195705 

Había mucha gente. Los restaurantes estaban adornados y en la calle había numerosos puestos de comida. En todos ellos se pretendía servir mayoritariamente la langosta, reina de la fiesta.

IMG_20180826_200356

Nosotros recorrimos las calles y nos paramos en la iglesia, el museo, los castillos... La iglesia es del Siglo VII aunque los arqueólogos han encontrado otra más antigua de madera del VI. Y junto a ella un cementerio del XIII.

IMG_20180826_194920

Anduvimos fotografiando los castillos, pues en realidad había siete y los jardines. 

Las calles estaban amenizadas  por los grupos locales, con actores y juegos: piratas sirenas, soldados...

IMG_20180826_200138

Luego buscamos donde comer el exquisito plato de la celebración.
Estaba muy rico, pero lo importante fue comer con amigos y disfrutar del ambiente que proporcionaba la fiesta y la multitud.

langosta con dos salsas


En fin, un día inolvidable

10 julio 2018

Recordando Jornadas burgalesas: Rodrigo Díaz de Vivar, personaje histórico

Jornadas Burgalesas en homenaje al Noveno Centenario de la Muerte del Cid Campeador: D. Rodrigo Díaz de Vivar

Con motivo del noveno centenario de la muerte del héroe acaecida en Valencia el 10 de julio de 1099, la Asociación Cultural de Empleados de la Caja del Círculo Católico de Burgos y ACRECA (Asociación Cultural y Recreativa de Empleados de Cajas de Ahorros) habían organizado un concurso sobre el personaje histórico, es decir sobre la vida de Rodrigo Díaz.

A pesar de lo reñido del concurso, pues los empleados de muchas Cajas de Ahorros de diferentes provincias se sentían muy unidos al héroe y con derecho a defender mejor que nadie el pabellón, el premio se quedó en León, pues el concurso fue ganado por los empleados representantes de Caja España en la capital leonesa.

Una vez finalizado el concurso los responsables del mismo tuvieron la brillante iniciativa de organizar unas jornadas cidianas, de convivencia, entre los participantes del mismo, durante los días l6, 17 y 18 de julio de 1999, en la capital burgalesa, sede de la Caja organizadora.


Así que, la tarde del 16 nos encontramos cruzando el puente de San Pablo, o Vía Sacra cidiana, como la denominó el burgalés Carlos Conde Díaz, S.J. en su Callejero Cidiano de la ciudad de Burgos, ya que como haciendo guardia a ambos lados del puente se encuentran las estatuas de los personajes cidianos más representativos:
Älvar Fáñez de Minaya, Martín Antolínez, Diego Rodríguez, el hijo varón del Cid; el Obispo Jerónimo, Martín Muñoz de Montemayor, Aben Galbon, el moro amigo; San Sisebuto, abad de Cárdena y la esposa del héroe, Doña Jimena. Parece como si todos ellos montasen una guardia de honor, que nos recuerdan su participación en la historia de Rodrigo.

Luego desembocamos en la Plaza del Cid, donde rodeada de un bonito jardín, se encuentra la emblemática estatua ecuestre en bronce del Cid Campeador.

_______________
El monumento tiene una doble inscripción que reza así:

“El Campeador llevando consigo siempre la victoria fue por su nunca fallida clarividencia, por la prudente firmeza de su carácter y por su heroica bravura, un milagro de los grandes milagros del Creador.” (Tomado del historiador árabe, contemporáneo del Cid, Ben Bassan)
“Año 1099, en España dentro de Valencia murió el Conde Rodrigo Díaz. Su muerte causó el más grave duelo de la cristiandad y gozo grande entre sus enemigos” (Tomado del Cronicón Milleacense de Poitou.)
______________________


Todavía gozando de la evocación de los personajes, nos dirigimos al salón rojo del Teatro Principal, llamado Salón de Recreo, donde fuimos recibidos oficialmente por el Excelentísimo Ayuntamiento. Allí D. Luis Escribano, que a su condición de concejal une la de consejero de la Caja Municipal de Burgos, pronunció unas palabras de bienvenida a los participantes en el concurso y un discurso bien elaborado, con gracejo y simpatía.

A continuación se sirvió una cena fría mientras se entablaba una animada charla.

Una vez que hubo oscurecido, nos agasajaron con un paseo nocturno por Burgos "Ciudad de la Luz" . Desde el castillo divisamos la Catedral iluminada, las Huelgas Reales, La Cartuja de Miraflores, el Hospital del Rey... parecía como si en un gran póster nos hubieran marcado con luminarias los puntos más emblemáticos e interesantes de la ciudad.

Al día siguiente empezamos con la recepción en la Sede Central de la Caja del Círculo Católico, por parte del Director General, D. José Ortega, que amablemente glosó una explicación de las vidrieras que adornan la oficina principal, señalando a la Sagrada Familia, patrona de las Cajas españolas, al Cid y su familia, como personajes fuertemente vinculados a Burgos y otros símbolos del trabajo y del ahorro, que todos seguíamos con un convencimiento compartido.

Creo que le gustó el símil de mi alocución al entregarle un regalo institucional de parte de la central leonesa de Caja España, consistente en un bajorrelieve de la Iglesia de Santa María de Carrión de los Condes, que representa a un acuñador de moneda. Yo deseé que significase un acuñador de amistad y hermanamiento entre todas las cajas representadas por los concursantes allí presentes.

A continuación viajamos hasta Vivar del CidEn Vivar realizamos una ofrenda floral ante la estatua del Cid en el lugar en el que se dice que nació hacia el año 1043. En este pueblo se encuentra el convento de las Clarisas Franciscanas, en el que estuvo depositado durante muchos años y se encontró un ejemplar del Cantar de Mío Cid. 

El Concurso nos había dado la ocasión de profundizar en la figura histórica del héroe, distorsionada y a veces ocultada por el éxito del Cantar, mucho más conocido, aunque debido a su base literaria, no corresponde con la verdad histórica.Todos los compañeros de las cajas, comprendíamos la mezcla de leyenda y de historia y la aceptamos en el recorrido con el que tratábamos de homenajear a nuestro héroe.

Visitamos el Molino del Cid, moderna hospedería/museo, ubicada en el edificio que se dice, perteneció a su familia. Sobre su fachada reza una lápida con la inscripción de la legua 0.  que inicia el camino del destierro y recordamos al poeta del romancero:

El Cid salió de Vivar a Burgos va caminando
Allá dejó sus palacios yermos y desheredados...

Regresamos de nuevo a Burgos mientras rememorábamos los sentimientos del bravo guerrero, pero también del hombre que deja su hogar y cariños, algo que trasmite tan bien  el manuscrito:

Por sus ojos Mío Cid va tristemente llorando.
Volvió atrás la cabeza y se quedaba mirando...

Amparados por los compañeros de la Caja patrocinadora, siempre cuidando el detalle, recorrimos de nuevo los lugares más sobresalientes de la ciudad, relacionados con la leyenda cidiana. 

D. Ángel García, presidente de la Asociación de la Caja del Círculo, nos explicó cómo en el arco de la puerta de Santa María, la tradición asegura que una brecha existente en la bóveda del arco fue hecha por el mismísimo Campeador al pasar por debajo, empuñando su célebre y muy temida espada Tizona. En la parte superior se conserva la reproducción de la espada, un facsímil del Cantar y un hueso del héroe ¡con su correspondiente certificado de autenticidad!

Visitamos la Iglesia de Santa Águeda o Santa Gadea, "do juran los hijosdalgo" y por la calle de las Brujas nos dirigimos a la Catedral.

En el solar que cedió Alfonso VI, para la construcción de la Catedral románica a la que alude el Cantar, se encuentra ahora la actual catedral gótica. Esta se construyó en 1221, por orden de Fernando III, el Santo. En su fachada occidental, podemos contemplar las famosas torres de 84 metros de altura diseñadas en el siglo XV por Juan de Colonia, Ya en su interior pudimos disfrutar de la visita guiada, admirando las bellezas que atesora: La capilla de los Velasco, el claustro, la sala capitular, la capilla del Corpus Christi y en el crucero de las naves, bajo la espectacular transparencia de su torre linterna, en una sencilla tumba, reposan los restos del Cid y su esposa.

A la hora de comer nos fuimos a la Residencia de Miraflores, de los Hermanos Maristas, donde teníamos nuestro alojamiento. Después de un breve paseo por la amplia finca, nos agrupamos para la visita vespertina.

Fuimos a la Cartuja de Miraflores, en primer lugar.

En el monasterio el guía nos hizo un examen sobre las figuras del hermoso retablo y con su buen humor... ¡claro! nos llevamos un chasco, porque supo bromear con nuestras respuestas, lógicas sí, pero que no se acomodaban a la representación del artista del retablo, que descontextualizó las escenas y reunió a los personajes a su gusto. Admiramos el arte y la grandiosidad de los sepulcros que mandó labrar Isabel la Católica para sus padres, donde reposan, bajo las miradas extasiadas de los visitantes.

Después llegamos al monasterio de Cardeña.
A pesar de su majestuoso aspecto renacentista, aún conserva la torre románica, desde cuyo ventanal, nos comenta el buen fraile, que recibió a nuestro grupo, se asomaba Jimena, esperando el regreso de Rodrigo.
Durante siglos el monasterio conservó los restos del Cid y Jimena, custodiados por frailes benedictinos. Después vino la desamortización y en la actualidad se encuentra regentado por monjes de la Trapa, los cuales narran con veneración detalles de la historia o de la vida legendaria del héroe y sus fieles. Aún se conserva la sala con los cofres que ostentan sus nombres, como cenotafio en su honor. 

Por la noche, disfrutamos de una  sabrosa cena burgalesa, en un típico mesón próximo al Hospital del Rey, que contemplamos por fuera, mientras relatábamos la historia y la leyenda que le pertenece. 

Alli, tuvo lugar la entrega de premios a los equipos ganadores. 

El primer premio, ganado para Caja España de León. La espada tizona fue entregada a su capitán, Rafael Cid y en ausencia de Javier Cruz, que le fue imposible asistir, acudió José Antonio Gago. A continuación se hizo entrega de los regalos que, Caja España enviaba al presidente de la Junta Directiva de la Asociación, D. Ángel y a D. Josemari del Val, el cual se había encargado de la organización del Concurso. 

El segundo premio fue entregado a La Caja de Ahorros de Málaga, al capitán Eduardo Medina Ramírez. 

El tercer premio correspondió a La Caja de Ahorros de Zaragoza, a su capitán Antonio Casao Ibáñez. 

Los dos accesits recayeron en dos grupos de la Caja de Albacete, recogidos por Miguel Jiménez Pérez y por Juan Lorenzo Collado López.

Todos contentos con los agasajos, alegramos la sobremesa con variadas canciones regionales.

La voz maravillosa de la mujer de Josemari, cuando Ángel lograba que le acompañara en un dúo, inundaba el comedor con su vibrante tono melodioso. Cantando el himno de Galicia, su patria chica, con aquella potencia y ternura, liberaba nuestros sentimientos y emociones.

En el camino del restaurante a nuestro alojamiento, no sé si por aquello de que "de la panza sale la danza", hicimos parada en una gran sala de fiestas, donde bailamos y charlamos, estrechando nuestros lazos de amistad.


El domingo, como gran broche de oro, tuvimos la posibilidad de asistir a la misa conventual cantada por los Monjes del Monasterio de Silos. 

Su música, tan prestigiosa, que ha alcanzado grandes éxitos en ventas de discos, no tiene parangón con el hecho de ser escuchada en vivo, dentro de la celebración de la Misa, en el ambiente monástico de la capilla de Silos. 
Las notas se desparramaban por las naves a través de un volumen suave, bajito, casi susurrante. Su melodía armónica nos mostraba la paz, nos llevaba a estados de conciencia próximos al ensimismamiento. Era el día de la Santísima Trinidad, el abad, que oficiaba la misa, había leído su sermón, elaborado concienzudamente hasta conseguir la pieza literaria y espiritual que amorosamente nos ofrecía. La hojita que teníamos sobre los bancos nos servía de guía para los cánticos, impresos en versión bilingüe. Los monjes entonaban sus vocales de aspecto circular y nosotros nos adormecíamos delicadamente en la beatitud del oficio religioso.


Antes de comer visitamos Covarrubias, no sin antes comprobar que en el restaurante Galo nos estaban preparando el yantar. 

Entramos en la Colegiata, contemplando los sepulcros de Fernán González y su esposa, así como las diversas joyas que atesora. Estábamos expectantes, deseando llegar a la Sacristía, para experimentar de nuevo la grata impresión que nos produjo la primera vez que contemplamos el tríptico de los Reyes Magos, de Gil de Siloé. Sí... la impresión fue de nuevo exquisita...


Por la tarde volvimos a Silos para la visita del edificio, el claustro, la botica y foto final junto al viejo ciprés.


Al salir nos despedimos de nuestros amigos deseando vernos en alguna otra ocasión que nos pudiese ofrecer la oportunidad de renovar tan buenos ratos de camaradería y fiesta. Pocos días después los encontramos en León y pudimos mostrarles los monumentos leoneses, acompañarlos por nuestra ciudad y centrar nuestra conversación en un artista que admiramos ambos y que disfrutamos en la Casona de Vela Zaneti.


Pie de fotos:
1- Haciendo entrega del regalo de Caja España a D. José María del Val, organizador del Concurso Nacional sobre La vida del Cid Campeador.

2- Recepción por parte del Ayuntamiento. De izquierda a derecha Rafael Cid, el concejal Sr. Escribano, D. Ángel García, presidente de la Asociación de la Caja del Círculo y junto a otros directivos de la Asociación, D. Jesús, y D. Ángel

3-El Director General de la Caja del Círculo Católico de Burgos, D. José Ortega, pide ayuda al presidente de la Asociación para proceder a desenvolver el regalo que acaba de recibir de Caja España.

4-Rafael Cid recibe de parte de los dirigentes de la Asociación burgalesa, .una reproducción de la espada Tizona y una arqueta que reproduce la que legendariamente se conserva en la Catedral.

5-El equipo directivo de la Asociación convocante y los compañeros de Caja España.

30 mayo 2018

Segura de la Sierra


Siguiendo con nuestras correrías por la Sierra del Segura visitamos ahora una localidad emblemática y de mucho abolengo. Se trata ni más ni menos que de Segura de la Sierra.

Sin título

Nuestros amigos y guías Manolo y Mari, que podeis ver en la foto con Rosi, tienen una casa rural en Riopar y se conocen al dedillo todo el entorno. Nos llevaron por todos los alrededores del Parque Natural del río Mundo y andando, andando, llegamos a la Sierra del Segura y a su pueblo más emblemático, Segura de la Sierra.

Dijeron que la mejor vista es desde el mirador del Yelmo, pues desde aquí la vista del pueblo y el pico Yelmo es espectacular.

Por el camino, me contaron el refrán “Cuando el Yelmo lleva montera, llueve aunque Dios no quiera” El Yelmo se muestra con su gran pico montañoso, un hermoso perfil que se ofrece desde el mirador y aunque no estamos tan altos, la panorámica que desde aquí se divisa es inigualable, no en vano fue declarado conjunto histórico artístico en 1972.

Sin título

Lo primero que atrae nuestra atención, como podéis comprobar en la foto, es su castillo mudéjar, que como un nido de águilas se yergue sobre el resto de lugares a visitar: la muralla, la fuente, la plaza de toros, la iglesia de Nuestra Señora del Collado” y un largo etc.

Y es que Segura es una ciudad muy antigua, que ya era conocida en la época de griegos, fenicios y luego vinieron los romanos que la llamaron Secura. Los musulmanes que se presentaron con su caudillo Abul-Asvar al frente, son los autores de su magnífico castillo. En él permanecieron hasta su conquista por los cristianos.

Antes de continuar, os contaremos una de las muchas leyendas que impregnan con su magia estos lugares. Se desarrolla en torno a una partida de ajedrez protagonizada por el señor del castillo.

Sin título

Sobre la partida de ajedrez que jugó este rey moro, podéis pinchar el siguiente enlace, que os desvelará la identidad del otro contrincante, nada menos que Mudarra González uno de los hijos del padre de los siete infantes de Lara, habido con una preciosa mora, hermana del rey de Córdoba.

https://www.condadodecastilla.es/leyendas/los-siete-infantes-de-lara/segura-de-la-sierra-mudarra-juega-al-ajedrez/

Pues bien, durante la partida celebrada en el castillo en que ahora nos encontramos, indignado el rey al ir perdiendo, llamó a Mudarra “ hijo de ninguna” por lo que este le pegó con el tablero en la cabeza... ocasionándole la muerte instantánea.

Sin título

La villa fue conquistada por los cristianos el día de San Vicente del año 1214 por lo que en lo sucesivo seria este santo el patrón del pueblo. La fortaleza fue entregada por Alfonso VIII a los Caballeros de la Orden de Santiago que la convirtieron en su hogar.

En la actualidad el castillo posee un espacio temático y se pueden visitar desde los restos de sus baños árabes hasta las murallas, que nos proporcionarán unas panorámicas espectaculares ¿entramos?

Sin título

Como queríamos ver todo el conjunto, después de la visita del castillo nos detuvimos ante los restos de otra fortificación llamada “la torre del agua” En su base brotaba un abundante manantial de agua, suficiente para abastecer las necesidades de la fortaleza.

Sin título

Seguimos descendiendo la magnífica atalaya hasta la falda del castillo. Allí nos esperaba la famosa plaza de toros cuadrangular, una de las pocas de este formato que hay España y en el mundo.

Sirvió antiguamente de caballerizas y como podéis ver en la foto, carece de gradas por lo que la entrada es gratuita, así que los aficionados al arte de cúchares se van situando en las alturas contiguas. La torre que vemos al fondo se utiliza como enfermería.

Sin título

Desde que en la Edad Media los caballeros de Santiago alancearon toros; en este recinto se han venido celebrando fiestas taurinas de diferentes tipos.

Sin título

Unos mosaicos a la puerta de la plaza nos hablan de su importancia, dicen así:
Con la llegada a comienzos de los cincuenta de Paquito Esplá y la incorporación posterior de sus hijos Luis Francisco y Juan Antonio se consolidaron los tradicionales festivales taurinos de Segura de la Sierra por los que han pasado famosos matadores de toros y novilleros... y una larga lista de figuras del toreo en los carteles de los toros de Segura.”

Sin título

Nos dijeron que en la iglesia parroquial del municipio hay una hermosa virgen gótica y un interesante Cristo yacente, pero no pudimos visitarla por encontrarse cerrada a cal y canto como ya se está empezando a hacer habitual en los templos que encontramos en nuestras excursiones.

Volvimos la vista hacia una estatua de Jorge Manrique que parecía estar recitándonos sus famosas “Coplas a la muerte de su padre”.

Sorprendidos porque en nuestro bachiller estudiábamos que el poeta había nacido en Paredes de Nava, quisimos saber por qué se decía que había nacido aquí. El por qué de este cambio.

Sin título

Y amablemente nos citaron una serie de estudiosos que avalaban el lugar donde nos encontramos, su casa palacio, como lugar de nacimiento ya que su madre con dos hijos pequeños y su marido gobernando aquí sus estados, no parecía probable que quisiera viajar hasta Palencia sólo para el alumbramiento.

Asi lo cree entre otros muchos Don Domingo Henares profesor de la Uned en Albacete en su obra titulada "Cartas de Don Rodrigo Manrique a su hijo Don Jorge”. Vincula además la figura materna del poeta a Segura y su comarca por el apellido Messía.

El pueblo acoge cada año unas jornadas de estudios sobre Jorge Manrique y la época en que vivió.

Sin título

Continuamos caminando por la calle y vemos una placa dedicada a Gerardo Navarro Lopez, “jurista y escritor" Nosotros hemos leído artículos suyos y admiramos su faceta de historiador.

Nos hemos dejado por el camino la portada del edificio del Ayuntamiento, antigua Casa de la Compañía de Jesús de estilo renacentista.

Sin título

Visitamos también la fuente Carlos V y no nos dio tiempo de ver los baños árabes. ¡Siempre hay dejar hueco para una segunda visita!

En este enlace de youtube podéis ver un video reportaje sobre Segura de la Sierra y alrededores, que seguro os animará a visitar, como nosotros, este bonito lugar:



Parafraseando al inmortal Don Francisco de Quevedo cuando paseaba por estos lares:

”Partí desde aquí derecho/ antes sospecho que zurdo/a Segura de la Sierra/que es un corcovo del mundo.”

Ahora nosotros nos vamos a nuestra próxima visita.

Podéis ver más fotos de este día pinchando aquí.