30 marzo 2013

Colaboradores con el Viejo Camino de Santiago en León

El otro día tuvimos una reunión con miembros de la Asociación La Virgen de la Velilla y les entregamos los diplomas de "Colaborador con la Asociación Camino de Santiago León "Pulchra Leonina", para que se los hicieran llegar a los vecinos de La Mata de Monteagudo, Renedo de Valdetuéjar, San Martín de Valdetuéjar, Taranilla y Cegoñal.

Virgen de Velilla



Virgen de Velilla

Viejo Camino de Santiago
Hoy hemos vuelto a recorrer los tramos del Viejo Camino de Santiago, que hemos realizado en nuestra provincia de León (sólo que en coche, je, je), para entregar el resto de los diplomas a todos los colaboradores de los distintos pueblos del recorrido, que nos acogieron.

Entregamos el diploma de "colaboradores con la ACSLeón "Pulchra Leonina" a los vecinos de La Acisa de las Arrimadas, a la Asociación La Collada y al teleclub, que nos acogieron en nuestro peregrinaje por el Viejo Camino de Santiago, el día 10 de marzo.

Viejo Camino de Santiago

A continuación paramos en La Ercina y le hicimos entrega del diploma a los colaboradores de la Estación, Matías, Germán.

Seguimos a Yugueros a dejar el diploma a la parroquia, a los amigos Tino y Amor.

Yugueros

Entregamos el diploma de "colaboradores con la ACSLeón "Pulchra Leonina" a los vecinos de Cistierna, a la Asociación de la Ruta Vadiniense, a los responsables del Museo Ferroviario, que nos acogieron en nuestro peregrinaje por el Viejo Camino de Santiago, el día 17 de febrero.


Viejo Camino de Santiago

Entregamos el diploma de "colaboradores con la ACSLeón "Pulchra Leonina" a los vecinos de Puente Almuhey, a la familia de Piedad y Luis, que nos acogieron en nuestro peregrinaje por el Viejo Camino de Santiago, el día 27 de enero.

Agradecimiento

Continuamos a visita al Santuario de la Virgen de la Velilla, donde estaban reunidos los de la Asociación.  Fotografiamos los libros del Viejo Camino de Santiago a los pies de la crucero peregrino.

Santuario de la Velilla en el Viejo Camino de Santiago


Entregamos el diploma de "colaboradores con la ACSLeón "Pulchra Leonina" a los vecinos de Barrillos de las Arrimadas, a la Asociación Nuestra Señora de los Remedios y al teleclub, que nos acogieron en nuestro peregrinaje por el Viejo Camino de Santiago, el día 10 de marzo.

Viejo Camino de Santiago


Entregamos el diploma de "colaboradores con la ACSLeón "Pulchra Leonina" a los vecinos de la Devesa, a la Asociación de Nuestra Señora del Rosario y al teleclub, que nos acogieron en nuestro peregrinaje por el Viejo Camino de Santiago, el día 10 de marzo.

Viejo Camino de Santiago

Entregamos el diploma de "colaboradores con la ACSLeón "Pulchra Leonina" a los vecinos de La Losilla y San Adrián, que nos acogieron en nuestro peregrinaje por el Viejo Camino de Santiago, el día 10 de marzo.

La Losilla
Aquí tenéis más fotos de la entrega de diplomas.


Pronto volveremos a rehacer la ruta, con invitados o solos, caminado o en coche... siempre vale la pena encontrarnos con estos estupendos colaboradores y amigos.

28 marzo 2013

Picos de Europa en el recuerdo y de la naturaleza ¿qué?

Hemos tenido dos invitaciones para presentar sendos blogs en esta página y me pongo manos a la obra porque son dos blogs muy interesantes.

Una invitación la hizo Tania, que tiene un blog sobre la ruta del Cares en los Picos de Europa.
Tiene un montón de información turística, con una presentación fotográfica de lujo: http://www.larutadelcares.es/

ribota

Eso me hizo recordar nuestras excursiones a los Picos de Europa.
Esas montañas son "palabras mayores", lugar emblemático para los montañeros de todo el mundo y por supuesto reverencial para los de las tres provincias, Asturias, León y Cantabria,  que hemos vivido juntas, como antiguo reino cristiano, durante tantos siglos.

P1050928

A pesar de la dificultad de sus ascensiones, no es terreno vedado a los simples senderistas, pues hay rincones preciosos de los que todos hemos disfrutado.

de Caín hacia Corona

Nosotros hemos publicado los relatos de nuestras marchas por los Picos de Europa en la revista de UCECA, que editaba la Asociación de empleados de Caja España, con cuyo grupo realizamos estas excursiones.
Tenemos un relato, el de la Senda del Arcediano, pero otras no las tenemos en la red, cosa que será díficil de subsanar, debido a que nuestras actuales excursiones nos absorven mucho tiempo.

Lo que sí están en red son las fotos, de las que os pongo los enlaces. Ya que una imagen vale más que mil palabras, estas mil imágenes son preciosos reportajes, que hablan por sí mismos:





Sahúcos llorando de gozo mañanero

Y de la naturaleza ¿qué?

La otra persona que me cursó invitación para que presentáramos su blog en el nuestro fue José Luis, de Quintana-loranco, Burgos y Madrid:

Este amante de la naturaleza tiene una información exhaustiva sobre plantas y bosques en España y un empeño esperanzador: el de que plantemos y sembremos la "piel de toro" mientras la recorremos en nuestras excursiones, algo que yo pienso hacer desde ya.


Sentirse uno con el universo

Amigos espero que disfrutéis con estos dos blogs que os he presentado y que los llevéis a la práctica, pues lo que se pretende es realizar lo que ellos presentan.


24 marzo 2013

Suzuki Vitara, un amigo en la montaña.

El Suzuki Vitara acompañó a mis hijos en sus primeros años de conducción. Entonces, cuando teníamos tanto miedo de que se echaran a correr por la carretera, de que se sintieran envalentonados con sus amigos, que se les ocurrieran salidas nocturnas por las fiestas fuera de la ciudad...Esos temores, a veces infundados de los padres, cuando ven convertirse a sus hijos en adolescentes.

Hubo suerte, les entusiasmamos con un coche de montaña. Y se encariñaron con un suzuki, bien pertrechado, con defensa delantera de hierro, plancha de hierro en los bajos y otros aditamentos que le hacían fuerte, alto, resistente en posibles envestidas.


Ahora lleva tiempo en el garaje. Los hijos llevan años fuera de León y apenas se mueve, esperando alguna excursión esporádica, pues nosotros, nos hemos aficionado a ir con la Asociación bien sentaditos en el autobús, hasta el momento de iniciar las etapas.


Así lo pusimos a la venta, pues es una pena, que tenga que pasar el tiempo sin salir a los bosques a desarrollar su brío, que se les niegue a otros la oportunidad de disfrutar de su potencia y resistencia.


:

Ahora ha encontrado un dueño, que lo quiere y ojalá lo disfrute, como lo hemos hecho nosotros.

18 marzo 2013

De Cistierna a Boñar. Etapa Viejo Camino de Santiago


Como sabéis el 10 de marzo la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León, "Pulchra leonina" realizamos esta etapa. Vosotros ya tenéis noticia de las etapas preparatorias: Cistierna a la Ercina y la Ercina a Boñar, porque escribimos en el blog, dos entradas de anticipo, cuando fuimos a marcar.

La Losilla

El día en cuestión fue lluvioso y frío. Tuvimos que ponernos polainas y capa de agua y agarrar el paraguas y los guantes, en fin, que ya os podéis imaginar. Pero al peregrino todo nos parece bien, embelesados como vamos con las bellezas del paisaje, entre robles, colladas, hermosos pueblos plagados de arte y de historia y además tenemos la conversación de los amigos, con los que hacemos el Camino.

Paramos a tomar un café en Cistierna y tuvimos la suerte que nos invitaron a frisuelos. Estaban calentines, recién hechos y nos reconfortaron.

En Yugueros vimos la iglesia, de la que tenéis fotos aquí.

Cuando llegamos a la Ercina no tuvimos necesidad de subir por la collada, por el Camino León, como habíamos marcado en nuestra anterior entrada. Pues sabréis que yendo a la preparación de la etapa, en La Acisa de las Arrimadas conocimos a Alberto y él nos enseñó el camino de Acisa a la Ercina, que usan para ir a sus fincas. Incluso vino a La Ercina a acompañarnos en la etapa, nos abrió la ermita de San Antonio Abad y San Hipólito. Luego nos refugiamos en el teleclub de Acisa, donde pudimos hacer la parada técnica, nos tomamos el tente-pie de las 12 y nos recuperamos del frío, desembarazándonos por un momento de nuestras capas de agua.

También nos abrió el templo parroquial de Santa Marina, que comparte La Acisa con Barrillos de las Arrimadas y nos acompañó hasta la ermita de los Remedios, para que tomaramos allí, por la Puerta de Galicia, la Senda del Cordal de la Varga hacia la Devesa de Boñar.

La Devesa de Boñar

Cuando llegamos a la Devesa, en el teleclub paramos a comer. Aunque hubiéramos deseado ver con detalle el pueblo, que tiene muchos alicientes, iglesia, escudos nobiliarios, pilón y lavadero y magníficas vistas desde el cementerio, no fue posible, pues la lluvia no paraba. Ved aquí nuestras fotos de la Devesa

Continuamos hasta la Losilla donde nos aguardaba Pelayo, para hablarnos de los mártires, enseñarnos la iglesia y contarnos la historia que se centra en ella.

Empezó entonces a clarear y cuando llegamos a Boñar, hasta pudimos ver los rayos del sol.

Boñar

Lo que no disminuyó fue el frío, aunque tratamos de mitigarlo con bebidas y sabrosos dulces del lugar.

Cuando llegaron las 5,30 entramos en la iglesia para escuchar a Pedro, que nos hablaba de ella y de otros detalles de la villa. Luego salimos a la plaza a seguir escuchando su relato y contemplar los símbolos de la ciudad, ya sabéis "el maragato en la torre y en la plaza el negrillón", como dice la canción.

Boñar

Ved nuestras fotos de Boñar. Y hasta la próxima amigos.



11 marzo 2013

Córdoba en el corazón

Este domingo hemos hecho una etapa del Viejo Camino de Santiago, desde la Ercina a Boñar.

Como llovía me puse la capa de agua que nos había regalado Córdoba. Los recuerdos se engarzaban unos a otros. La capa nos la regaló en el campamento de Boñar, sí ahí al lado, hacia donde ahora caminábamos.

Fue en unas vacaciones de Semana Santa, que pensábamos ir a esquiar a la estación de esquí de San Isidro. Córdoba había organizado un curso de mandos, creo, en las instalaciones del campamento de Boñar y como siempre estaba dispuesto a hacer favores, nos invitó para que nos alojáramos en uno de los edificios de allí, aquel fin de semana.

El tiempo se puso de lluvia y ventisca, de manera que no funcionaban los remontes y nos quedamos con los hijos, que entonces tenían como 10 años, paseando por el Soto y Boñar. A ratos nos quedábamos en el edificio, calentándonos con una estufa de placas eléctricas, que consiguió para nosotros.

Cuando salió un poco el sol, él nos acompañó por el recinto, recordando junto a las instalaciones, la vida campamental y dando vida a multitud de anécdotas. Acercándose a su coche nos regaló esta capa de agua, para que si había alguien melindroso, no tuviera escusa de caminar bajo la lluvia y para que disfrutáramos los cuatro, de esos días húmedos primaverales en los que, casi de repente, te das cuenta de que la pradera se ha llenado de margaritas y a los pies de los chopos del soto, sobresalen las violetas con sus intensos colores.

Fuimos en su compañía alrededor del puente Viejo, el antiguo edificio-colegio, las Caldas, la Fuente de la Salud… y llovió y escampó y nos dimos cuenta de lo hermoso que está el campo y el río, la montaña y la carretera, las casas y la gente, cuando brilla el agua sobre nosotros y nos calienta luego el sol.

Boñar


Para preparar la historia de esta etapa del Viejo Camino de Santiago hemos estado leyendo sobre la montaña de Boñar. Nos hemos encontrado con el libro de Vegaquemada, de Laurentino-César López Sánchez.

Vegaquemada

Allí se cuenta que hubo una ermita y monasterio muy antiguos y con una gran importancia histórica. Se han encontrado unas tumbas, una de ellas de Adosinda y otra del niño Alfonso, que parecen corresponder a personajes de la realeza medieval.

Pero lo que más me ha conmovido es que en el siglo XII llegan de Córdoba unos cristianos influyentes y cultos, de donde procede el apellido Córdoba. Estos hombres crearon la leyenda de Vega Gamar, porque la palabra árabe gamar, además de “quemada” significa poéticamente, “plenitud, brillantez” y eso apreciaron, en esta Vega Florida.
He digitalizado esta referencia al apellido Córdoba y la Vega Florida, del libro en cuestión:

Vegaquemada

De nuevo tras la lectura, los recuerdos nos han hecho compañía.
Era un verano en el que se celebraba, creo, que el 25 aniversario de la OJE. Córdoba nos invitó a ese acto, que se organizó en el campamento, que se había preparado en su pueblo: Vegaquemada.

Allí estaba su padre, un hombre mayor, pero ¡tan animoso!, era un “pincho”, que se decía antes de las personas que se mantienen siempre en alza.
Rodeamos el recinto para admirar la portada, los elementos de decoración que habían hecho con mucha maestría por doquier. Fuimos saludando a los jóvenes, mandos deportistas que conocíamos de las actividades de esquí y de montaña y nos hicimos fotos con ellos y junto con nuestros hijos. Fue una tarde amable de camaradería, como eran todas las que preparaba Ángel Córdoba, arropado por su familia y amigos.


Los recuerdos se despiertan en el corazón…
Aquellos primeros años en los que los niños aprendieron a esquiar. Córdoba y Ana, preparaban los viajes desde su tienda de deportes. Cada domingo íbamos a Pajares, siempre en su compañía, familia, amigos. Hubo un día que no pudimos esquiar, el puerto estaba cerrado por la vertiente asturiana, luego las instalaciones cerraron también debido a la ventisca. No volvimos a la ciudad con las orejas gachas, ellos decidieron que nos quedaríamos a comer en Busdongo. Los chavales resbalaron en la nieve que había en los bordes de la carretera y que en algunos puntos servía para hacer enormes muñecos de nieve, mientras que los mayores bebíamos y charlábamos en el restaurante.
Luego organizó aquel viaje a Soldat- Le Tartel. Nosotros le encomendamos a nuestros, hijos ya que nosotros no podíamos disponer de esos días de vacaciones. Allá se fueron, bajo la supervisión de Fernando y de Cusco, no me acuerdo si fue también Ruth…, pero sí fueron otros esquiadores, con los que habían compartido cursos en Pajares. Me acuerdo que tuvieron que echarles una mano con los equipos, que se les rompió una tabla o no sé qué… pero todo salía bien, debido al cariño y dedicación que ponían y que Ángel Córdoba sabía trasmitir.
Rafael Cid y Rosa Fadón

02 marzo 2013

12ª Etapa VCS: Cistierna a la Ercina. Anticipo del Viejo Camino Santiago

Cistierna a la Ercina. Retomamos el Viejo Camino de Santiago, después la última etapa, cuando dejamos Cistierna junto a la estación de ferrocarril, con el buen sabor de boca, debido a la presentación del museo de los ferroviarios, que nos hicieron Siro Sanz, Manuel y Ana.

Seguimos la etapa que marcan los libros del Vexu Kamín de Julián González Prieto, Ed. Monte Casino, 2004 y El Viejo Camino de Santiago de José Fernández Arenas, Ed. Vadinienses, 2006.

Yugueros



Iniciamos esta etapa preparatoria, desde la orilla de la estación de ferrocarril de Cistierna.

Se toma una senda bastante inundada, que va casi en paralelo al río.

Llega un momento en que divisamos un crucero con una inscripción de “La cruz del molino”, sentido homenaje, que los antiguos propietarios han dejado en recuerdo de sus progenitores.

Estamos junto al antiguo molino de Sandalio y próximos a la confluencia del río Esla y el río Mercadillo, que nace por encima de Yugueros.





Vemos ante nosotros el puente del Mercadillo, muy bien situado en un cruce de caminos, casi enfrente al pueblo de Sorriba y próximo a Cistierna y al pueblo de Modino.

Nosotros utilizamos la palabra mercadillo, que quiere decir, un mercado pequeño o de objetos de pequeño valor. Sin embargo antes de esta acepción tuvo una significación muy diferente. Como sabéis primero fue un topónimo, o nombre de lugar, que lleva mucho tiempo con nosotros, miles de años, miles de grupos humanos la han usado. Esta palabra es anterior al puente de Mercadillo, de origen romano, que aquí vemos, pues a este le dio nombre el río homónimo.  Y es anterior a que en sus alrededores se ubicaran las ferias, que llegaron a ser tan famosas, que mercadillo pasó a nombrar las propias ferias, aunque se realizaran en cualquier lugar.


Yugueros

El Padre Martino dice que mercadillo es un hidrónimo.

Todo León está lleno de nombres hidrónimos, de origen muy antiguo, pre-romano, parece una risa, que tantas palabras signifiquen agua, pero así es.

Pueblos antiguos que lo habitaron quedaron admirados y entusiasmados con el agua que tenemos por doquier, una bendición de Dios, Él sea alabado.

Estos edificios del antiguo hospital de peregrinos.

Después de cruzar el puente, podemos contemplar los restos de lo que hace tiempo fueron ermita y hospital de peregrinos bajo la advocación de San Bernabé y Santa Catalina.

Los “puristas” del viejo camino seguimos desde aquí hasta la ermita de San Pelayo, próxima a Modino, para girar a la derecha por la senda, en dirección a San Pedro de Foncollada, donde quedan los restos de un importante monasterio que, a buen seguro, daría a los peregrinos cobijo y comida. Nosotros hicimos con detalle este tramo otro día y lo podéis consultar aquí:
http://rsas0010.blogspot.com.es/2013/05/modino-san-pedro-de-foncollada.html

Hoy en día los peregrinos viajan buscando los albergues y se informan de dónde pueden comer o descansar y antiguamente estas funciones las cubrían los monasterios y cofradías que regían ermitas o las parroquias de los pueblos, muchos de ellos ya desaparecidos, por eso las etapas tenían este trazado, que no corresponde con nuestras carreteras y nosotros lo redescubrimos ahora con sorpresa.

Si este camino se siguiera usando, pronto se modernizarían estos u otros lugares de acogida, por el momento hay albergues y casas rurales, teleclubs y bares dispuestos a acoger al peregrino por todos estos pueblos.

Desde S. Pedro de Foncollada hay un camino directo a Yugueros, pero si siguen la carretera, se accede al cruce, girando a la derecha, visitarían la ermita de San Roque, para finalmente alcanzar la iglesia y el pueblo de Yugueros.

Yugueros

Mis apresurados compañeros prefirieron que siguiéramos una ruta de bicicletas,  cuya información tenéis aquí, que de forma ascendente y por entre un hermoso robledal, esta vez sin nieve, fuimos a parar al mismo pueblo de Yugueros. Alli habían quedado con nosotros para admirar la iglesia parroquial dedicada a El Salvador.

Yugueros

Nos sorprende esta iglesia con su imagen de fortaleza en lo alto del pueblo, cuyos datos podéis consultar aquí, http://rutascistierna.blogspot.com.es/2011/06/el-retablo-de-la-iglesia-del-salvador.html?showComment=1453735729693#c5951303750753841688.
 

Yugueros

Se han aprovechado columnas clásicas en el pórtico, alguna incrustada en su muro. En una ventana se ve una inscripción. Reluciendo en una esquina, un reloj de sol? y ya en su interior, un magnífico retablo plateresco, recientemente restaurado, que nos deja deslumbrados.

Yugueros

Tiene también otras joyas, una virgen románica y en la sacristía se conserva un antiguo paño de Semana Santa.

Cerca del pueblo está confirmada la existencia de un asentamiento romano y probablemente en el lugar que ocupa la iglesia, estaría el puesto de observación del valle. Otros términos nos confirman su legado histórico. “El hoyon” y los “corrales” son topónimos romanos y han sido estudiados por nuestro amigo Siro Sanz, lo que podéis consultar aquí:



Siguiendo el Camino en dirección a La Ercina, nos encontramos con la ermita de San Roque.

Yugueros

Está el santito presidiendo el presbiterio con bordón de peregrino, solitario en la recién remozada ermita, junto a la que se congregan los fieles en la fiesta y hacen romería en la campa.

Yugueros
 
El padre Eutimio habla de los nombres derivados de origen romano, "roque" provendría de roca, fortificación. Luego se cristianizaron los cultos paganos que mantendrían las huellas de este pasado histórico. Aunque la tradición dice que S. Roque hizo el Camino y visitó Compostela se han documentado muchas devociones de este santo, anteriores al Camino de Santiago. S. Roque es abogado de la peste y siempre aparece en las imágenes con un perro, que suscita casi tanta veneración como el santo, porque creen que fue su salvador. En realidad cuando el santo, infectado por la peste se retiró al bosque para no contagiar a nadie, un chucho cogía comida de la cocina de su amo y se la hacía llegar al santo. “Mosqueado” el amo siguió al perro y entonces descubrió al enfermo, le llevó a su casa para que se repusiera. Aunque dicen los libros que la verdadera curación fue gracias a la intervención de un ángel, nosotros siempre lo representamos con el perrito. ¡Cosas del marketing! 
 
Volviendo a situarnos en S. Pedro de Foncollada , el peregrino seguirá por una senda a la izquierda de la carretera hasta la Serna, cuyo relato podéis leer aquí:
y luego llegaréis a La Ercina, que está a cuatro zancadas. 

Otro día que fuimos a conocer la etapa, nosotros tomamos desde Yugueros un camino por la sierra, para subir por Oceja a Sobrepeña, para conocer el pueblo de nuestra amiga Teresita, pero eso ya es otra historia, que podéis leer aquí:



Texto y fotos de Rosa Fadón y Rafael Cid


01 marzo 2013

Sobrepeña, pueblo de la montaña de León

¡Enamorados de la montaña de León!

Queridos amigos del Camino de Santiago: Hemos aprovechado la etapa 12ª del Viejo Camino de Santiago para hacer una variante por la montaña. No pudimos evitar realizar esta ruta, porque estábamos invitados a conocer Sobrepeña, un pueblo que queríamos visitar,  el pueblo de Teresita, nuestra amiga.

Su hermano, desde la añoranza en su residencia de Canarias, nos había mandado un relato que no tiene desperdicio, así que lo cuelgo íntegramente, aunque arropado por las fotos que hicimos en nuestra visita.

SOBREPEÑA: BREVE APUNTE

Desde La Ercina tomaremos la carretera que nos conduce a Sobrepeña: son 1,4 km. Nada más salir, a la derecha, podemos observar los restos de una antigua “tejera” con su chimenea todavía en pie, altiva y silenciosa. La carretera va ascendiendo lentamente por los parajes denominados “Agua de Riazo”, “Monte Peral”, “Pradón”, hasta alcanzar el pueblo que se encuentra en la cota de los 1.200m.

Sobrepeña

Lo primero que observamos es el conjunto religioso formado por la iglesia y su pequeño cementerio. Una inscripción en la pared del camposanto nos da la bienvenida como muestra del talante acogedor de un pueblo milenario.

Sobrepeña

En efecto, aparece documentada su existencia como “Superpenna” (Sobrepeña) en los albores del siglo XI (Cartulario del monasterio de Otero de las Dueñas). A mediados del siglo XIII figura ya como una parroquia  en toda regla y perteneciente al arciprestazgo de Rueda. Tenía su patrono, su presentero y pagaba sus tributos al obispo de León. (Becerro de las Presentaciones).

Sobrepeña

La iglesia, con espadaña que se alza sobre el hastial de poniente, la planta y el abovedamiento, reproduce el modelo generalizado en la mayor parte de los pueblos de nuestra comarca.

Sobrepeña

En el interior podemos contemplar algunas tallas valiosas en madera policromada como la imagen de Nuestra Señora del Rosario, San Tirso, patrono del pueblo, de rasgos sencillos y bella ejecución, etc.… 

Sobrepeña

El retablo de la Virgen del Rosario ha sido restaurado recientemente y cuentan que fue traído de un antiguo monasterio, hoy desaparecido, existente en Valsemana.

Sobrepeña

Un paseo por el pueblo nos permitirá comprobar cómo se han ido conservando y recuperando viejas casas de arquitectura tradicional.

 Al mismo tiempo ha habido, por parte del pueblo, un afán decidido para la conservación y mantenimiento del patrimonio  común. En esta tarea ha tenido un gran protagonismo la colaboración impagable de los componentes de “PROYECTO HOMBRE” de Valladolid.

Sobrepeña

A lo largo de diez años han desarrollado campos de trabajo estival, que han permitido recuperar la antigua Escuela, la Iglesia, el Cementerio, la Pila, la Pecina así como la reconversión del solar de la Casa Rectoral en un parque público para el disfrute de todos. En esta relación merece la pena destacar alguno de ellos, por lo que supuso de  esfuerzo en llevar a cabo esos proyectos y la contribución económica para culminarlos.

Sobrepeña

•    LA ESCUELA: La escuela se había convertido en una ruina. De ella apenas quedaban las cuatro paredes como consecuencia de varios incendios. Abandonada a su suerte, se encontraba perdida entre zarzas y  maleza. Gracias a su rehabilitación se ha convertido en un “espacio multiusos” funcional y acogedor, tan apto para reuniones de “concejo”, celebraciones, albergue, como para llevar a cabo proyecciones y exposiciones de todo tipo.

Por ejemplo hace unos años, se realizó una magna exposición fotográfica retrospectiva por “troncos familiares”, tomando como base el árbol genealógico de cada familia del pueblo.

Sobrepeña

Hubo un trabajo documental previo que inicia su estudio a partir de los datos que figuran en el Catastro del Marqués de la Ensenada de 1752.

•    LA PILA: Cerca de la escuela podemos ver el antiguo lavadero conocido como la Pila, que fue utilizado por las mujeres del pueblo hasta hace 40 años.

Sobrepeña

Con la llegada del agua corriente cayó en el abandono. Una vez más la intervención de los vecinos en “hacendera” ha servido para recuperar este lugar tan entrañable y lleno de historia. La Pila representaba un auténtico foro de relaciones sociales en el que no había lugar para la distinción de clases.

• LA PECINA: Se trataba simplemente de un hoyo excavado en la tierra, alimentado por el agua de la Pila, sin muchas exigencias en su acondicionamiento, donde abrevaba el ganado.

Sobrepeña

Se encuentra frente al parque. Al restaurarse se adornó con un conjunto “rocoso” y una pequeña fuente.

Quedan pendientes de ultimar algunos detalles ornamentales. Una placa conmemorativa evoca su antigua ubicación con estos versos:            
                           “Entrañable abrevadero / de juncales y de estrellas.
                             Un mar que quiso ser charca / prendado de Sobrepeña”.
 
• EL PARQUE PÚBLICO: Ocupa el antiguo solar de la Casa Rectoral propiedad del obispado. Hace unos años la Junta vecinal la adquirió para convertirla en un parque.

Sobrepeña

Se encuentra en el centro del pueblo y constituye un excelente mirador sobre la Vega. 

•    Al fondo observamos la Peña que es como el último espinazo roquero de los Picos de Europa… Como puede observarse, se trata de un parque atípico todavía sin concluir. En él conviven armoniosamente un pasado de resonancias agrícolas y un mundo  infantil. Los viejos instrumentos de trabajo quedan transformados por el toque lúdico y la magia del color.


Sobrepeña

SOBREPEÑA: AYER Y HOY

La vida económica del pueblo ha girado, tradicionalmente, en torno al área de influencia de la minería. En todos nosotros resuenan nombres épicos inolvidables : Veneros,  Casetas, El Peñón, La Perla, La Única, Sotillos, La Herrera, Malaquías…

 Sin embargo, los recursos de la minería no eran suficientes para poder sobrevivir en aquellos tiempos difíciles. Al llegar a casa, después de una dura jornada de trabajo, el minero se hacía agricultor, ganadero y pastor en este pueblo de trigales de secano,  tierras centeneras y prados abiertos... 

Recostado en la solana de Peña Bermeja  aprovecha, para su asentamiento urbano, un terreno improductivo de cayuela y, de esta forma, dejar libre la Vega, el Pradón, Los Arroyos, la Barrera, donde crecen los mejores pastizales del municipio... su modesto “oro verde”.  Todo era necesario para sacar a flote unas  economías familiares, que a duras penas llegaban a final de mes  para pagar lo que ya se había consumido en el economato de Casetas o en la tienda de Amalia y Rufino en La Ercina.

Hoy día, Sobrepeña  es un pueblo “despoblado” como tantos otros de la España rural… En verano se llenan todas las casas, pero el resto del año  sólo viven dos familias… ¿Es el precio de la modernidad?...

Sobrepeña

No importa, estas gentes que acuden para verse en la época estival se conjuran para seguir afirmando que existen como pueblo, que conservan su memoria histórica, al tiempo que rinden homenaje sentido a sus antepasados, cuando mantienen las tradiciones que ellos nos legaron. ¡Con paisanos como éstos hay pueblo para rato!

Concluimos la visita y nos encaminamos al final del pueblo para tomar el sendero del “Valle de las fuentes” que nos conducirá hacia La Devesa o La Losilla.

 A lo largo de su recorrido nos veremos rodeados por una vegetación extraordinariamente variada, acompañados por un paisaje de silencio, robledales, pinos y brezales cuajados de una humilde belleza incontaminada.

Buen camino y hasta la vista.
Ángel García Martínez


Amigos, el pueblo es verdaderamente bonito, muy cuidado, tiene hasta lo que es difícil de ver, quizá una curiosidad propia del libro de Guiness: Un árbol con vestido de ganchillo. Si no lo creéis, preguntar a nuestra amiga Teresita.

Sobrepeña es un lugar que te sobrecoge y te conquista, quizá fuera en otro tiempo un punto de observación privilegiado de toda la vega que se extiende ampliamente a sus pies. 

Sobrepeña


Aprovechamos esta ocasión para agradecer la acogida de Manolo y Felisa, que nos enseñaron los rincones del pueblo, su casa y sus artísticas manualidades.

Sobrepeña

Ved nuestro reportaje fotográfico, pinchando aquí.

Fotos de Rafael Cid