30 abril 2013

Monasterio de San Guillermo de Peñacorada en el Viejo Camino


¿Recordáis la gran nevada que soportamos durante la etapa del Viejo Camino de Santiago desde la Virgen de Velilla a Cistierna?

En aquella ocasión, al igual que cuando fuimos a marcar la ruta, tuvimos que renunciar a visitar las ruinas del antiguo monasterio, debido a la capa de nieve virgen que cubría la Peña Corada. 

S. Guillermo, Peñacorada

Nosotros no abandonamos la idea de regresar a conocerlo. Punto imprescindible en el Viejo Camino de Santiago, por su importancia en la difusión de la devoción al Santo, en la antigüedad, todo peregrino que se precie debería ir a rezar ante la tumba del santo, así como al monasterio de San Froilán en Valdorria o el de San Genadio en el Bierzo.

Es por eso que cuando se presentó la ocasión, acompañados por nuestros amigos Salva y Rocío dos buenos conocedores de la zona, nos adentramos en el “monte de los frailes”, cruzando riachuelos y veredas, desde el Santuario de la Virgen de Velilla, por regueros donde nacen los berros y las “pamplinas”, hasta llegar al "corral de los monjes", topónimos todos ellos, que nos indican que Salva y Rocio nos llevan por buen camino, sin perder a nuestra izquierda el impresionante mazizo de Peñacorada.

S. Guillermo, Peñacorada

Peñacorada y las guerras que los cantabros planificaron contra los romanos...

Fuentes de Peñacorada

¡Qué de recuerdos aprendiendo en las caminatas con el padre Martino y Siro Sanz! Gracias maestros, estamos en deuda permanente por vuestras amenas explicaciones y deseando volver a repetirlo.

La ruina del monasterio de San Guillermo está situada en un repliegue de la peña, bajo un pico, es un escondrijo roqueño y escarpado.

S. Guillermo, Peñacorada


S. Guillermo, Peñacorada

S. Guillermo

"No hubiera sido elegido ni siquiera por algún ermitaño de no haber algunos elementos anteriores que invitaran a la reutilización de los materiales en altura tan inhospita… La ladera está dispuesta en terrazas, un escalonamiento con fuertes muros de contención que parece inapropiado para el cultivo en lugar tan elevado. El muro lateral que remata el conjunto parece impropio para un pequeño cenobio altomedieval, con escaso rendimiento agricola dada la altura y la climatologia..”
Como podéis comprobar, si me dejo llevar os parafraseo La Huella de las Legiones, de los magníficos Cuadernos de Campo del Eutimio Martino y Siro Sanz, los amigos antes citados.

S. Guillermo, Peñacorada

A estas alturas habreis percibido que, en mi opinión, el monasterio es un aprovechamiento de un campamento militar romano que protege a los monjes de una posible incursión musulmana, pero que les obliga a una vida muy dura. Pasado el peligro abandonaron el monasterio, aunque eso sí conservando las rentas, pues Fernando II en 1172 les dio la iglesia de Santo Tomás con muchas heredades. Estos privilegios serán confirmados por SanchoIV en 1289

En otro libro imprescindible para caminar por estos pueblos (Me refiero a “Las Cabeceras del Cea”) D. Matias Diez nos cuenta que el Padre Risco en su "España Sagrada" nos relata la fundación del Monasterio de San Guillermo “en un sitio áspero llamado Peñacorada hubo un monasterio de mucha fama y devoción”. Argaiz nos cuenta que cuando se secularizaron los canónigos de la catedral de León hicieron lo mismo los monjes de Peñacorada.

S. Guillermo, Peñacorada

En 1306 el Cabildo y el obispo de León decretan que el monasterio se transforme en abadia. Los bienes de dicha abadia son cuantiosos, lo que en mi opinión provoco el interes de la poderosa familia de los Prado.

Los Marqueses de Prado, oportunamente, encontraron una imagen de la Virgen sobre una piedra,en unas ruinas, donde posteriormente se edificaría el Santuario de la Virgen de Velilla, compitiendo en devoción con San Guillermo, que cayó en el abandono.

Cuando el Cabildo de León trató de restaurar el monasterio en 1665, ya era tarde. En 1737 el obispo de León mandó cerrar el edificio y en 1786 el obispo Cuadrillero comprobó personalmente cómo el edificio estaba desmantelado.
Podéis ver aquí un resumen en PDF
http://www.saber.es/web/biblioteca/libros/tierras-de-leon/html/124-125/tierras-de-leon-124-125-san-guillermo-penacorada.pdf


S. Guillermo, Peñacorada

En 1800 se concedió permiso para utilizar los restos del monasterio en obras de construcción del Santuario de la Virgen de Velilla, alegando que para entonces el histórico monasterio solo se utilizaba como refugio de pastores y ovejas.

En una capilla de la parte norte se creia tradicionalmente que era donde San Guillermo decia misa y en 1915 en el muro donde estuvo el altar apareció un sepulcro. Todos creyeron que se trataba del de San Guillermo y aunque se encontraron también monedas de la época de Felipe IV los restos fueron trasladados a nuestra señora de Velilla y se veneran como los del Santo.

S. Guillermo, Peñacorada

En un documento fechado el 5 de Noviembre de 1915, Don Julio Puyol, (no os asustéis, pues nada tiene que ver con el político catalán) este es historiador, jurista, crítico literario y leonés, pone en conocimiento de la Academia de la Historia la noticia del descubrimiento de los restos del santo.
En este artículo se transcribe literal e íntegramente:
http://lavirgendelavelilla.wordpress.com/2010/03/30/san-guillermo-de-penacorada/
El recorrido de la ruta es circular: salimos del santuario por la izquierda para subir al monasterio y regresamos por la derecha.

Cuando nos alejabamos tomando altura mi amigo me preguntó: ¿Te ha gustado la excursión o esperabas otra cosa? Ya sabia lo que me iba a encontrar, pero al instante me vino al pensamiento parafraseando al poeta de Rodrigo Caro: 

Estos Salva ¡ay dolor! Que ves ahora
Campos de soledad, mustio collado,
Fueron un tiempo abadia famosa…

S. Guillermo, Peñacorada

Ved nuestro reportaje fotográfico de ese día.